• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Por más de 18 horas se sintieron los efectos de los gases en Chacao

Represión en Altamira el 12 de marzo de 2014/ Foto cortesía Twitter

Represión en Altamira el 12 de marzo de 2014/ Foto cortesía Twitter

Durante 5 horas funcionarios de la GNB lanzaron bombas lacrimógenas y dispararon perdigones a los edificios de las calles Uslar Pietro, Sucre, Páez y Guaicaipuro

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El ataque con bombas lacrimógenas en Chacao fue constante entre las 8:00 pm del martes y casi las 2:00 am del miércoles. Un vecino, que prefirió no identificarse por temor a represalias, aseguró que en un momento de la noche escucharon más de 40 detonaciones en menos de 10 minutos. El resultado de esa noche de “exceso de gas”, según reconoció el alcalde de Chacao Ramón Muchacho aún se evidenciaba hoy al mediodía.
Por la avenida Arturo Uslar Pietri –que sube al Centro San Ignacio­– la gente caminaba apurada, el remanente de los gases lacrimógenos a esa hora continuaba haciendo picar ojos y gargantas. Mucha gente iba por la zona con el rostro cubierto con pañuelos o con tapabocas. Los trabajadores de varios comercios prestaban servicio también utilizando tapabocas.
Al menos tres tanquetas y dos ballenas contabilizaron los residentes del Casco de Chacao. Las tanquetas comenzaron a actuar para desarmar las barricadas ubicadas en la avenida Uslar Pietri y para contener a los encapuchados que atacaron la sede del Ministerio de Vivienda, pero una vez que lograron ese cometido continuaron actuando en las calles del municipio. Lanzaron lacrimógenas en las calles Uslar Pietri, Sucre, Páez y Guaicaipuro y con la ballena disparaban agua a los edificios.
Una de las bombas cayó en el balcón del apartamento de Rafael García, habitante de la calle Sucre: “Eran las 9:30 pm. La guardia apuntaba a los balcones, no a los manifestantes. La bomba cayó en una de las jardineras. No bastó que las ventanas estuvieran cerradas porque el humo igual se metía”.
Al igual que el 5 de marzo una tanqueta recorrió la calle Sucre en contrasentido, pero esta vez no golpeó ningún vehículo; en cambio la fuerza de las bombas lacrimógenas y de las ballenas rompieron el letrero de identificación de un supermercado ubicado en esa calle. Los gases también fueron directo contra el edificio María Consuelo.
“Hubo un exceso de gases, lo que estaba sucediendo con la manifestación en la Uslar Pietri no era como para que actuaran así. Fue desproporcionado y pienso que es algo contra el municipio”, afirmó Yuly Pérez, vecina de Chacao.
Además de los gases y de la acción de la ballena, alrededor de las 10:00 pm interrumpieron el servicio eléctrico en la avenida Uslar Pietri y en la Sucre.
En el cruce entre las calles Uslar Pietri y Sucre, los residentes de la zona colgaron una pancarta que reza: “Chacao repudia las agresiones en contra de sus vecinos y bienes”.
 
Denuncia oficial. El ministro de vivienda Ricardo Molina denunció que durante las protestas del martes, agredieron la sede del Ministerio de Vivienda y Hábitat y cuantificó los daños en 6 millones de bolívares. Dijo que con piedras, tubos, bombas molotov y armas de fuego los grupos destrozaron los vidrios de los cuatro primeros pisos de la institución, en la que permanecían 150 trabajadores al momento del ataque. El ministro precisó que ninguno resultó herido.