• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Condenan daño contra mural de la avenida Libertador

La obra Uracoa, del artista Mateo Manaure, fue rayada con mensajes en contra del nuevo dueño de Globovisión / Henry Delgado

La obra Uracoa, del artista Mateo Manaure, fue rayada con mensajes en contra del nuevo dueño de Globovisión / Henry Delgado

La obra Uracoa, del artista Mateo Manaure, fue rayada con mensajes en contra del nuevo dueño de Globovisión, Raúl Gorrín

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El mural Uracoa, de la avenida Libertador, que reproduce en plano horizontal el abstraccionismo cinético en tonos naranjas y azules, amaneció ayer rayado con grafitis. La obra, del artista Mateo Manaure, fue profanada con mensajes en contra del nuevo dueño de Globovisión, Raúl Gorrín. Con pintura negra en spray, se escribió su nombre al lado de otras palabras como “narco” y “lavado de dólares”. Pero al margen del contenido de la ofensa y hacia quién va dirigido, especialistas en conservación histórica, convivencia y comunicación visual rechazan esta conducta anárquica.

Para la arquitecto Hania Gómez, presidenta de la fundación Memoria Urbana, este acto significa una clara politización del patrimonio. Asoma que en el plano político esta acción también pudiera provocar molestia, incluso entre quienes no simpatizan con el empresario señalado en las pintas. “No hay motivo que justifique la agresión contra una obra de arte en la ciudad. Son cosas que no deben ocurrir y merece que se condene contundentemente. Ahora, como expresión política también es un acto de absoluta torpeza, porque el patrimonio público es apolítico y es de todos los ciudadanos (de cualquier tendencia)”, señaló la arquitecto.


Academia condena la acción. Humberto Valdivieso, docente de Imagen y Comunicación Visual de la UCAB, conceptualiza el grafiti político como una manifestación transgresora sobre obras de arte. Señala que lo ocurrido con el mural Uracoa, original de Mateo Manaure, es mucho peor que las pintas espontáneas de grafiteros urbanos en la ciudad.

“El grafiti político es una de las conductas más execrables que puede haber en la ciudad, pues a diferencia del grafitero urbano –que puede actuar desde la ignorancia-, en este caso se está consciente del daño que está generando porque su motivación es agresiva y difamatoria, sin importar a qué corriente ideológica pertenezca”.

El Nacional intentó, sin éxito, contactar a funcionarios de Pdvsa La Estancia, ente ejecutor de la obra de Mateo Manaure, para conocer los detalles de limpieza o sustitución de las piezas dañadas. Sin embargo, vía Twitter, la institución condenó la embestida contra este mural: “Los ataques al Mural Uracoa atentan contra el vivir bien de todos y todas ¡Cuida tus espacios!”, colgó la institución antes del mediodía.


La restauración

Luis Guillermo Marcano, arquitecto especializado en restauración, señala que, si no se conserva el mobiliario patrimonial, Caracas nunca tendrá una identidad estable. “Para muchos pudiera ser romántico, pero no es así. Más allá de lo estético, es necesario prolongar para las nuevas generaciones todos esos elementos que nos distinguen como habitantes de esta ciudad”.

El experto sugiere hacer una escala exploratoria de color, que consiste en tomar una muestra de las pierzas que conforman el mural. En este caso, fibra de vidrio en tonalidades naranjas y azules. “Con ese material se va al laboratorio y ahí se puede hacer el diagnóstico, que es fundamental para tomar una decisión. Esto debe analizarlo Pdvsa La Estancia para evaluar el grado del daño causado”.

Aún el artista de la obra no se ha pronunciado sobre si participará en la restauración. Mateo Manaure hizo el mural inspirado en los colores de su ciudad de origen, Uracoa, en el estado Monagas.