• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

“Soy feliz en esta calle y aquí moriré trabajando”

La Clínica La Floresta es la principal causa del congestionamiento de vehículos en la zona | Leonardo Guzmán

La Clínica La Floresta es la principal causa del congestionamiento de vehículos en la zona | Leonardo Guzmán

Carlos Ramírez es uno de los parqueros independientes, que ayudan a aligerar la congestión del tránsito en La Floresta. Vecinos piden que la alcaldía construya estacionamientos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Flaco, hoy sufrí mucho porque no me pude estacionar en tu cuadra”, le dijo una fisioterapeuta que trabaja en la urbanización La Floresta, ayer en la mañana, a uno de los parqueros independientes más conocidos de ese sector de Chacao: Carlos Ramírez. Al igual que la especialista, profesores del Colegio Santiago de León de Caracas lo buscan a diario para que les estacione y cuide los vehículos.

Desde hace 36 años, Ramírez se gana la vida como parquero independiente en una de las cuadras de la calle José Félix Sosa de la urbanización. El respeto de la clientela lo consiguió con su trabajo y con el prestigio que tenía su padre en la zona, pues de él heredó la responsabilidad de prestar el servicio de cuidar y estacionar los carros de quienes trabajan en el sector.

“Tengo 36 años metido aquí porque desde pequeñito venía y ayudaba a mi papá a ver los carros y a limpiarlos. Cuando él murió me quedé en la zona. Lo que más me gusta de mi trabajo es que todos los días puedo llevar el pan para mi casa”, manifestó con evidente orgullo. Cada vez que le entregan la llave de un vehículo, sonríe y expresa su satisfacción.

El hombre, que tiene 49 años de edad, asegura que aunque con su trabajo no gana mucho dinero, logra salir de algunos compromisos gracias a las ayudas que recibe de los clientes, que utilizan sus servicios desde hace años de lunes a viernes: “Un día bueno puedo ganar 150 bolívares, pues yo recibo la colaboración que el cliente quiera darme. Hay personas en la clínica y algunos clientes del núcleo de la UCV que me colaboran. Médicos de la Clínica La Floresta me ayudan en la atención de mi esposa, que tiene cáncer. Estoy muy agradecido con el apoyo que me han brindado. Soy feliz en esta calle y aquí moriré trabajando”, precisó.

Una empleada del Consejo de Desarrollo Científico y Humanístico de la UCV, que pidió no ser identificada, dijo que en la zona hay parqueros como Sosa que contribuyen a solucionar la congestión de vehículos que es usual: “Son nuestros héroes anónimos. Sufro cuando no llego a tiempo y no puedo darle mi carro a Carlos para que me lo estacione, o a Cirilo, otro hombre muy responsable que tiene muchos años trabajando aquí como parquero”.

Caos por falta de puestos

Vecinos y trabajadores de La Floresta coinciden en que la falta de estacionamientos es uno de los principales problemas de la urbanización, que recibe a diario a cientos de visitantes que acuden a actividades y espectáculos de Pdvsa La Estancia, a los centros de salud, comercios, edificios de oficinas e institutos educativos y de investigación localizados en la zona o en sus adyacencias.

Luis Navarro es uno de los residentes que se ha visto afectado porque en varias ocasiones se han estacionado en el frente de su casa, lo que impide que saque su vehículo. “Espero que la Alcaldía de Chacao tome nota de los inconvenientes que afrontamos por la falta de estacionamientos, pues ellos son los únicos que pueden buscar soluciones. De nada vale que pongamos afiches indicando que no estacionen porque igual lo hacen”, afirmó.

Los vecinos rechazan que desconocidos impidan la entrada y salida de sus garajes. Letreros como “Se pinchan cauchos”, “No pare” y “Perro bravo” son algunos de los mensajes que colocan con la esperanza de disuadir a los conductores que se estacionan frente a las casas.