• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

En Nuevo Prado temen que expropien iglesia evangélica

La iglesia evangélica pentecostal Las Acacias | William Dumont

La iglesia evangélica pentecostal Las Acacias | William Dumont

Desde hace una semana circula información sobre el desalojo del lugar, aunque no hay notificación oficial 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La iglesia evangélica pentecostal Las Acacias amaneció ayer con las puertas cerradas. Quien acudía a orar podía hacerlo, pero la programación oficial del templo fue suspendida como medida preventiva. Desde la semana pasada la congregación y los habitantes de la urbanización Nuevo Prado, en Santa Rosalía, están preocupados por el destino del recinto.

“En estos últimos días han circulado informaciones contradictorias acerca de la expropiación, desalojo o allanamiento del templo de nuestra iglesia. Ante esto, y actuando con responsabilidad, informamos que a la fecha no hemos recibido ningún comunicado oficial al respecto”, informó el pastor Samuel Olson a la congregación por medio de un comunicado publicado en la página web del templo.

Entre 5.000 y 6.000 personas consideran Las Acacias como su lugar de culto, y en promedio 2.000 personas participan de la oración en vivo a través del portal de la iglesia. Georgina Bueno es una de las personas que acuden a orar: “Tengo 28 años viniendo a Las Acacias. Soy de Sabana Grande, pero es aquí donde me comunico con Dios. Oramos por los problemas del país y también lo hemos hecho para que no ocurra la expropiación. Dios todo lo resuelve”.

El templo funciona en las instalaciones del antiguo teatro Lincoln. En 1980 fue adquirido por Ingve y Ruth de Olson, quienes comenzaron su labor misionera en el país en 1940.

Samuel Olson desconoce los motivos por los cuales pudiera darse la expropiación y tampoco sabe qué instancia sería la responsable de ejecutarla. Asegura que nunca abren las santamarías completamente y que ayer actuaron con prudencia, en resguardo del templo. “Hay personas que han traído el comentario, bien informadas o no, y eso se ha ido extendiendo. Ha llamado gente de todas partes preocupada, pero no hay nada definitivo. Esperamos poco a poco ir retomando la normalidad”, dijo.


En desacuerdo. La iglesia Las Acacias brinda atención médica y apoyo a las personas que viven situaciones difíciles, administran un colegio que atiende a niños desde preescolar hasta séptimo grado y desarrollan el programa “Santa Rosalía, Te Amo” para asistir a los habitantes de la parroquia. Cualquier persona, sin importar su culto, puede tener acceso a estos servicios de forma gratuita.

Los vecinos de Santa Rosalía están al tanto de los rumores de expropiación y no están de acuerdo con la medida. “Hacen muchas obras sociales a beneficio de la comunidad, sin distingo de religión. No estamos de acuerdo con que lo expropien”, dijo José Gregorio Astudillo.

Los martes y los domingos es cuando más personas acuden a orar. Manuel Bausson, vecino de la iglesia, considera que la presencia del templo influye en que la zona sea más segura. “Ellos tienen vigilancia. Eso, así sea de forma indirecta, hace que también nos cuiden a nosotros. Por orden del pastor todos en la iglesia deben ayudar a quien lo solicite. Están con la gente de la comunidad”, señaló. Oswaldo Aveledo, habitante de la parroquia desde 1950, opinó: “Nosotros somos católicos, pero la preocupación es del colectivo”.

El uso que podría tener el edifico también es una incógnita. Aseguran que podría ser un área para desarrollar actividades culturales o que se busca rescatar el valor patrimonial de la edificación. “Esto debe tener algún interés político. En el templo realizan una labor social y quien hace ofrendas las realiza de corazón”, dijo Zahir Pérez, habitante del sector.