• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Hubo errores en la atención del bombero fallecido

Rescatistas afirman que los ciudadanos desconocen los números telefónicos de emergencia por la falta de criterios unificados

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La muerte del jefe del Comando de Operaciones de Emergencia de los Bomberos de Caracas, Carlos Rodríguez, estuvo precedida por una cadena de errores.

Alejandro Gómez Guillén, bombero y paramédico, señaló en un texto dedicado al jefe del CEO, que el aviso sobre el accidente dado por un desconocido desde la radio del funcionario evidencia fallas del sistema de comunicación de emergencias.

"¿Por qué un ciudadano tuvo que dar parte a los organismos de emergencia por medio del radio del funcionario lesionado? ¿No funcionó la recepción en el 171 o no están los venezolanos capacitados para llamar al número de emergencia?", son algunos de los cuestionamientos contenidos en la misiva publicada en http://www.emercon.com.ve.

El rescatista asegura que es necesario unificar criterios sobre el sistema de comunicaciones de emergencias en todo el país. "El 171 no tiene ley que lo regule. En Caracas, por ejemplo, es municipal y en Carabobo, estadal. No hay una norma que lo rija", denunció.

Al respecto, Elaisa Ferris, directora de Protección Civil y Administración de Desastres de El Hatillo, afirma que la mayoría de los ciudadanos desconoce la existencia del 171 debido a la ausencia de campañas educativas sobre el asunto.

"Los gobiernos no se han esmerado en la gestión de riesgos porque no genera votos. No le dan a la emergencia la importancia que tiene, sólo las atienden en el momento en que se producen. Mucha gente pasa al lado de un accidente y no saben o no tienen cómo reportarlo", dijo.

Ferris indicó que las llamadas al 171 sólo son posibles a través de teléfonos fijos. El número para reportes por celular varía para cada empresa. Explicó que aunque todas las llamadas son redirigidas al servicio requerido, un segundo llamado desde una central distinta al 171 retrasa la atención.

Antes de la hora seis . El accidente de Rodríguez ocurrió a las 6:00 am; sin embargo, recibió atención médica ocho horas después del suceso.

Wilmer Santana, jefe de Traumatología del Hospital Jesús Llerena de Lídice, indica que el bombero debió ser auxiliado inmediatamente.

"La atención a las lesiones vasculares no deben posponerse más allá de las seis horas Ese el lapso máximo para prever complicaciones. Si no, se comprometen los tejidos y pueden aparecer la necrosis", explicó.

El especialista agregó que las lesiones de pelvis, como la presentada por el bombero, pueden causar pérdidas de hasta dos litros de sangre, que causan shock hipovolémicos, y generalmente, la muerte.