• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

"Si los alcaldes invierten un bolívar más allá de sus fronteras van presos"

Zulma Bolívar | ERNESTO MORGADO

Zulma Bolívar | ERNESTO MORGADO

La presidenta del Instituto Metropolitano de Urbanismo señaló que sólo falta la aprobación de Baruta, en el acuerdo que firmaron El Hatillo y Sucre

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Que Chacao, Sucre, Baruta, Libertador y El Hatillo dejen de funcionar como parcelas autónomas, en las que ninguna tiene nada que ver con la otra, es el función del Instituto Metropolitano de Urbanismo. La arquitecto Zulma Bolívar, que preside el organismo, reconoce que aunque la coordinación entre autoridades municipales no es tarea fácil, el Ejecutivo nacional no descansará hasta eliminar la Alcaldía Metropolitana como eje integrador de las cinco jurisdicciones que constituyen Caracas.

-Son muchas las tierras de nadie que hay en el área metropolitana de Caracas. Una de ellas es la triple frontera de Baruta, El Hatillo y Sucre en la intersección de La Guairita. ¿La Alcaldía Metropolitana ha intentado sentar en la misma mesa a las tres autoridades locales?

-El Instituto Metropolitano de Urbanismo tiene una junta directiva integrada por un representante designado por cada alcalde de Caracas.

-Si existe esa coordinación, ¿por qué ese tramo de La Guairita se mantiene en tal estado de deterioro?

-En 2008 se retomó el convenio de coordinación entre los alcaldes y se creó un fondo de recursos para mejoras viales. Nos acompañaron representantes del Club Portugués, del Cemeterio del Este, los dueños de las floristerías cercanas. Existe un proyecto de distribuidor vial, que se consignó ante el Consejo Federal de Gobierno y, finalmente, en 2011 fueron aprobados 10,5 millardos de bolívares. Pero actualmente se está a la espera de que Baruta cumpla con las afectaciones en algunos locales para así tener el terreno disponible para cumplir con esa obra.

-¿Qué alega Baruta por el retraso de su cuota de aporte?

-Lamentablemente, las alcaldías no tienen dinero para tirar al techo. En ese caso se necesita solicitar un crédito extraordinario ante la cámara municipal para el presupuesto del año que viene. Por tanto, habría que actualizar el presupuesto de la obra de acuerdo con el proceso inflacionario.

-Pero mientras prospera ese proyecto de infraestructura, ¿es posible encontrar alternativas más expeditas en esa intersección de Sucre y Baruta?

-Se necesita solventar el problema de drenajes que viene desde arriba en El Cafetal (Baruta) y la avenida Luis de Camoens, y el comercio informal en el mismo sector (en Sucre), para que dure el asfalto que sea colocado.

-¿Pueden ejercer presión para que en ambas alcaldías coordinen?

-Nuestro trabajo es ese. El documento para organizar esa mancomunidad está aprobado por El Hatillo y Sucre. Todavía estamos esperando por el departamento jurídico de Baruta.

-En el caso del municipio Libertador, que tiene frontera con Chacao, ¿por qué es tan cuesta arriba la coordinación en la avenida Casanova y la continuidad peatonal desde Sabana Grande a Chacaíto?

-Eso nos llevaría a preguntarnos también por qué el Ejecutivo no articula con los alcaldes de oposición. Separar la política de la administración pública ha sido imposible. También nos preguntamos por qué el alcalde metropolitano no ha participado en las mesas de trabajo de la Corporación Eléctrica Nacional, el Metro de Caracas o Hidrocapital.

-¿Existe alguna iniciativa en la cual se haya sumado la Alcaldía de Libertador?

-Ninguno. Ellos están ausentes. Podemos demostrar con oficios que los hemos invitado a los proyectos de ciudad, pero no han respondido.

-¿Cuán importante es la coordinación de la Alcaldía Metropolitana en la integración de las gestiones municipales?

-Mucho, porque los alcaldes no pueden invertir ni un bolívar en un metro más allá de lo que establece su ámbito porque van presos.

-¿La reducción de competencias y recursos ha mermado su papel integrador de la ciudad?

-La única intención del Ejecutivo al cambiar la ley de dos niveles y retirar 95% del presupuesto es asfixiarnos hasta eliminar la Alcaldía Metropolitana. Que Ernesto Villegas aspire a la propia alcaldía que su Gobierno desmanteló es algo demagógico.