• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

20 horas de ruido al día sufren vecinos del elevado

La obra, que será inaugurada el próximo sábado, ha sido un dolor de cabeza para los residentes de la zona

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La batalla que viven los vecinos de Los Dos Caminos con la construcción del elevado no ha sido fácil. Considera que la construcción es un proyecto innecesario en comparación con las necesidades de la comunidad. Además, su ejecución se ha convertido en un dolor de cabeza por los cierres inesperados de la vía por la acceden a sus residencias y el ruido de las obras a contrarreloj para cumplir con la entrega.

“En la zona hay más de 150 familias, con niños y personas que trabajan todo el día, no es posible que por querer entregar algo a la carrera afecten a toda la gente”, afirma José García, vecino de la comunidad. La hora del descanso queda interrumpida por el trabajo continuo de la empresa encargada del elevado, que desde hace 10 días trabaja 20 horas por cada jornada.  

También señalaron que el problema de tránsito no lo sufren en la avenida Francisco de Miranda, sino en la Rómulo Gallegos. "Allá arriba es en donde se concentra la mayor cantidad de vehículos, no aquí. El problema es la tranca de sur a norte”, afirman. Aunque presentaron estas quejas al viceministro de Transporte Terrestre, José Luis Bernardo, no fueron escuchadas.

El aseo urbano, que de por sí ya sufre inconvenientes en el municipio Sucre, tarda más de lo normal en acceder a los edificios Carlota Plaza, El Parque y Ranieri. Para que el camión recolector llegue a esta zona debe superar una serie de obstáculos y escombros generados por la obra. “La misma gente de la construcción ha tratado de hacer algo con la basura, moverla de un lado a otro con las máquinas porque la situación se sale de control”, afirma Virginia Rodríguez, vecina del lugar.

Otros inconvenientes. Desde hace más de 10 años se ven afectados por un grave problema de drenaje en el área, pues la canalización de la quebrada Agua de Maíz es insuficiente para el caudal que se genera. Justamente en ese sitio de la avenida Francisco de Miranda, en donde se levantó el elevado, se forman enormes lagunas con cada lluvia.

“Presentamos al viceministro de Transporte Terrestre fotos de nuestra problemática a través de los años y no hicieron nada”, dijo Reinaldo Valbuena, representante de la comunidad. Los afectados alegan que sus viviendas perderán valor comercial por la construcción. “Nadie quiere vivir cerca de un elevado, porque son techo para vendedores ambulantes e indigentes”, señaló un vecino de la zona.

Sin avisar. El mayor descontento que sienten en la comunidad es la falta de comunicación a la hora de realizar un proyecto de esa magnitud. Talaron una gran cantidad de árboles y redujeron espacio en las aceras, también planifican demoler el área del Skate Park, cerrar una de las entradas al estacionamiento del Millenium Mall, para así poder ganar otro canal. Esto ha generado descontento, pues implicaría también reducir el espacio para los peatones.

Contra el concreto

Los vecinos de Los Dos Caminos han protestado en varias ocasiones contra la construcción del elevado. Las obras, a cargo de la empresa Pilperca, contratista del Ministerio de Transporte, comenzaron el pasado 3 de agosto. En este sector también está ubicada una concretera de la empresa Odebrecht, la cual construye la Línea 5 del Metro de Caracas, que ha generado quejas de los vecinos desde su instalación en 2009. Con mediación de la alcaldía, los vecinos acordaron con la empresa que la mezcladora de cemento finalice sus operaciones este 7 diciembre.