• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Con disparos de salva recibirán restos de Chávez en La Planicie

El acceso al Museo Militar está restringido por los preparativos para recibir los restos del mandatario | Foto: Alexandra Blanco

El acceso al Museo Militar está restringido por los preparativos para recibir los restos del mandatario | Foto: Alexandra Blanco

En el 23 de Enero están honrados de que los hayan escogido como la última morada del Presidente

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una hilera de conos imposibilita el paso de vehículos por el bulevar de La Dignidad. El pasaje es la única vía de acceso al Museo Histórico Militar, y desde que el presidente encargado Nicolás Maduro anunciara el jueves que allí reposarían los restos del presidente Hugo Chávez, la entrada está restringida.
“Ni civiles ni estudiantes ni periodistas”, dice el militar que custodia la entrada. Las fotos tampoco están permitidas. Sólo entran y salen obreros identificados con franelas rojas de la Alcaldía de Libertador. La Corporación de Servicios se encarga de rehabilitar las áreas externas.
“Los trabajos consisten en reparación de caminerías y brocales, pintura de la fachada, limpieza del área, asfaltado, iluminación y recolección de desechos. Adentro no hemos tenido acceso. Una empresa privada es la responsable”, dijo Roberto Navíes, jefe de grupo de la corporación.
Fuera del cuartel de la montaña dicen que el mausoleo será un área amplia, digna del mandatario. “Hay muchísimas personas trabajando ahí, podría estar lista antes de siete días”, asegura Miguel Pabón, líder comunitario y miembro del Grupo Humanista Los Primeros Pasos.
El museo es sede de un Pdval, un Centro de Diagnóstico Integral y ofrece servicio de cardiología y odontología. Desde el anuncio ninguno de esos servicios está en funcionamiento.
Hace más de un año la Alcaldía de Libertador emprendió obras en el sitio. Hicieron el monumento y la plaza 4 de Febrero, el bulevar de La Dignidad, pintaron los bloques de las Residencias 4B, adjudicaron kioscos para desarrollar un área comercial y recuperaron parques. Los residentes del lugar vieron cómo desde el martes en la noche –tras anunciar el fallecimiento del jefe del Estado– se aceleró el ir y venir de obreros y todas las compañías que laboraban en el exterior de la edificación se mudaron al interior. Entonces comenzaron las especulaciones: “Creímos que le harían un monumento, pero no nos pasó por la mente que sería la última morada del Presidente hasta que Maduro hizo el anuncio. Nos sentimos tristes y reivindicados a la vez. Si esa fue su decisión, hay que respetarla”, afirmó Pabón.

Colectivos organizados. El Museo Histórico Militar se encuentra en el área de la comuna Simón Bolívar. 16 colectivos funcionan en esa comuna, más otras 16 organizaciones agrupadas en el Bloque Sucre. Las organizaciones comunitarias planifican acciones para los días que vienen.
Pabón explicó: “Cuando traigan al Presidente haremos un 'morterazo', que consiste en disparar 24 balas de salva desde morteros, que suenan más fuerte. También tomaremos las azoteas”. Los grupos también se preparan para ayudar a quienes vayan a visitar al mandatario a desplazarse por la parroquia y coordinarán con las autoridades el tema de la seguridad, para evitar sabotajes.

(RECUADRO)

Honrados
y agradecidos
Lidia Rivera ha vivido al lado del museo desde hace 35 años. Incluso trabajó allí cuando era sede del Ministerio de la Defensa. La ubicación le permitió ver en vida a Chávez en múltiples oportunidades. “Se bajaba del carro y llegaba aquí caminando, besando y abrazando a la gente. Era un hombre alegre. No voy a verlo en la urna porque hay que recordarlo como era en vida”.
Los ojos de todos los que le recuerdan se enrojecen y humedecen al referirse al jefe del Estado fallecido. “Nos sentimos honrados. Chávez levantó la autoestima de los venezolanos y nos enseñó lo que valemos. Tenemos que agradecerle que nos despertó”, enfatizó Rivera.
Bertha Contreras y Clemencia Linares se enorgullecen de estar tan cerca de la última morada del mandatario. “Fuimos promotores de la campaña y pioneros en los círculos bolivarianos, comités de tierras, mesas técnicas de agua. Yo incluso repartía café y refrigerios en Miraflores durante las campañas”, dice Contreras sobre su fidelidad al mandatario.
“Contentos no estamos porque no está vivo; realmente es triste, pero nosotros nos mantendremos en nuestra trinchera”, afirma Robert Escalona, del colectivo La Piedrita. El dirigente desconoce si el grupo hará acto de presencia en el museo cuando trasladen para allá los restos de Chávez.
En los pebeteros del cuartel de la montaña la llama está encendida y la bandera ondea a media asta.