• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

“Es nuestro cuarto día en cola, pero de aquí no nos vamos hasta verlo”

Ligia Marrero ha ido en dos oportunidades a Los Próceres para intentar ver a Hugo Chávez | Foto: Ernesto Morgado

Ligia Marrero ha ido en dos oportunidades a Los Próceres para intentar ver a Hugo Chávez | Foto: Ernesto Morgado

Cada 60 segundos aproximadamente 45 personas pasan en doble fila ante el féretro de Hugo Chávez

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

No hay pausa en el operativo. Grandes y chicos llegan sin parar al Paseo Los Próceres con banderas y camisas con la distintiva mirada del fallecido presidente de la República, Hugo Chávez. Los más precavidos llevan gorras y mantas, pues saben que el sol es inclemente y no perdona ni a quienes repiten por tercera y cuarta vez la experiencia de hacer la cola para ver, por última vez, al líder de la revolución bolivariana.

Tenacidad y resistencia son las palabras que vienen a la mente cuando se observa la larga hilera de personas que rodea Los Próceres y sus adyacencias, para poder llegar a la Academia Militar. El calor conspira contra la titánica labor, pero el ánimo no merma. De eso da fe María Martínez, caraqueña que se encontraba por cuarta vez en la cola. “De aquí no nos movemos hasta ver a Chávez. No importa cuánto tiempo pase”, exclamó.

Martínez había acudido en tres ocasiones anteriores a la fila para ver al “comandante-presidente”, pero debido a la cantidad de gente y a la larga espera no pudo concretar su misión. “Hoy la cola ha estado más fluida y todo ha sido más organizado”, asegura. En efecto, la vigilancia policial y de la Guardia Nacional se deja ver por todos lados. La entrega de agua mineral, fruta y refrigerios tampoco se detiene, y un puesto de llamadas de emergencia, patrocinado por Cantv, ofrece servicio telefónico a quienes lo necesiten.

Leida Villamizar, también de Caracas, acudió con su familia. Llegó a las 7:00 am a la fila con la intención de amanecer. “No puedo quejarme de la logística. Han mantenido muy bien hidratado a todo el mundo, pese al calor”, afirmó. Belkis Romero es otra de las reincidentes. Asistió por tercera vez a la cola para llegar a la Academia Militar. “La primera vez llegué a las 9:00 am y me fui a las 6:00 pm. Pero de aquí no me iré hasta hacerle un juramento: siempre lucharé por el pueblo desde cualquier escenario”, aseveró.

Despedida en números. Cada 60 segundos, aproximadamente, 45 personas pasan en doble fila ante el féretro del fallecido presidente. En una hora, el número de quienes se asoman a la urna es de 2.700 y en 24 horas, de 64.800. Si el sarcófago se expuso al público a las 7:00 de la noche del pasado miércoles, quiere decir que hasta las 7:00 de la noche de ayer domingo (4 días), el número sería de 259.200.

Estimaciones oficiales indican que, hasta la madrugada del pasado viernes, más de 2 millones de venezolanos habían desfilado frente al sarcófago de Chávez. Con los 7 días adicionales de duelo, la previsión gubernamental se eleva a 5 millones de personas.

Margaris Guerra salió victoriosa de la odisea para ver el cuerpo del ex presidente. “Llegué a las 6:00 de la mañana de Acarigua para poder entrar. Realmente es muy poco el tiempo que se puede estar frente al ataúd; es cuestión de segundos. Es lo menos que se puede hacer para sobrellevar el dolor”, explica.

Susana Rivas también salió satisfecha, junto con otras compañeras de la Misión Madres del Barrio. “Gracias a un acto que tuvimos en la Academia Militar, pudimos verlo. Había venido tres veces por mi cuenta sin conseguirlo”.

Esfuerzo plural. De las miles de personas que se congregaron para pasar frente los restos mortales de Hugo Chávez, muchas venían del interior del país. Su forma de traslado varió: hay quienes llegaron a Caracas por el Terminal de La Bandera, otros sacaron su vehículo particular y algunos contaron con ayuda oficial.

Un entusiasta grupo de Ureña, estado Táchira, enfrentó 14 horas de viaje en un autobús concedido por la Alcaldía de Pedro María Ureña a través de los consejos comunales. Génesis Vielma y Anaís Montilla, de Maracaibo, se trasladaron vía La Bandera y sufrieron la avería de la unidad. “Eso retrasó nuestra llegada, pero el hecho de que estemos aquí demuestra que somos chavistas de corazón”.  

Fiscalía vigilante

El Ministerio Público, en un comunicado de prensa, informó que 40 niños se han extraviado en medio de la multitud para ver a Hugo Chávez en la capilla ardiente. De ellos, 37 han aparecido y se encuentran nuevamente con sus seres queridos. Los 3 restantes fueron colocados temporalmente en instituciones de protección y de cuidados de niños mientras ubican a sus parientes.

Hoy se tiene previsto que 250.000 niños y adolescentes de las 170 escuelas de Fe y Alegría que existen en el país participen en el reinicio de clases con una oración que se hará por el eterno descanso del alma del fallecido presidente y para pedir por la nueva etapa que Venezuela comienza a vivir.

Noelbis Aguilar, directora zonal de Fe y Alegría de la Gran Caracas, señaló que en los próximos días las escuelas organizarán las misas con los párrocos de cada sector.

Lo Dijeron

Ligia Marrero

Asistente con una discapacidad

“Llevo caminando una hora para ver cuál es la longitud de la cola. Soy de Antímano y vine el viernes, pero no pude entrar. Aquí estoy, no me importa el tiempo que tenga que pasar para ver a Chávez. Fue ejemplo de amor y fortaleza”.

María Rojas

Comerciante informal

“Mañana haré el intento de ver al Presidente. Aunque salga cansada. Las ventas de mi puesto han sido buenas porque la gente sigue viniendo. Quiero dar las gracias a Chávez por la oportunidad que nos dio a los comerciantes informales de dar a conocer mercancía con sello venezolano en otros países, porque aquí nos compran hasta extranjeros. Acaban de pasar unos polacos y se llevaron una camisa. Los comerciantes de la revolución le debemos mucho”.