• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Bajo consumo de lácteos en la niñez aumenta riesgo de fracturas en adultos

Hacer deportes es indispensable para evitar problemas en los huesos, así como también el consumo de lácteos, que aportan el calcio necesario para prevenir fracturas | FOTO Omar Véliz / Archivo

Hacer deportes es indispensable para evitar problemas en los huesos, así como también el consumo de lácteos, que aportan el calcio necesario para prevenir fracturas | FOTO Omar Véliz / Archivo

Recomiendan a la población evitar la osteoporosis mediante la ingesta de un vaso de leche al día

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La costumbre de los adolescentes de eliminar los lácteos de la dieta diaria para mantenerse en forma y el bajo consumo de leche en la población debido a la escasez del producto puede ocasionar un incremento de fracturas y deformidades óseas en los adultos de mañana.

La osteoporosis va en aumento a medida que envejece la población y de allí que expertos proponen empezar un plan de prevención temprana para evitar la pérdida de masa ósea.

Gregorio Riera, que lleva más de 20 años de investigación de la afección y miembro del Committe of Scientific Advisors International Osteoporosis Foundation y ex presidente de la Sociedad Venezolana de Menopausia y Osteoporosis, subraya la necesidad de asumir conductas preventivas debido a que Venezuela no está preparada para afrontar esa “epidemia silenciosa”, principal causa de invalidez y mortalidad después de los 60 años de edad.

El programa de prevención debe ir dirigido, en primer lugar, a los niños y adolescentes, por lo que no se recomienda eliminar los lácteos de la dieta diaria. Estudios realizados en Venezuela indican que las niñas forman 80% del pico de masa ósea entre los 12 y los 13 años de edad y el varón entre los 14 y 15 años. Parte de las medidas que se deben tomar incluyen una dieta rica en calcio y actividades deportivas intensas. Se recomienda la ingesta de 1.000 a 1.500 mg de calcio en la alimentación diaria.

Otro segmento en el que es necesario intervenir es en los adultos, que no sólo deben  consumir una dieta adecuada de calcio, sino también proteínas, que también ayudan a formar hueso nuevo; además, se sugiere cumplir un programa que incluya caminatas diarias de una hora, actividades al aire libre (bailoterapia, salsa casino, yoga) y 20 a 30 minutos al sol, fuente de vitamina D. La dieta debe aportar 1.500 mg diarios, equivalentes a un vaso de leche, yogur o 3 rebanadas de queso. Igualmente, se recomienda evitar tóxicos o medicamentos que deterioren la masa ósea.

Los médicos recomiendan evitar el cigarrillo, el consumo de alcohol y el uso no controlado de medicamentos como esteroides o cortisona u hormona tiroidea. “Los pacientes que ameriten esos tratamientos deben recibir, además, soportes adecuados de calcio y en ocasiones tratamientos específicos para evitar la pérdida de hueso, que en el caso de la cortisona es verdaderamente severa”, dijo Riera.

El especialista insiste en que las estrategias destinadas a prevenir la afección deben comenzar en etapas tempranas de la vida porque es cuando se forma el pico de masa ósea o reserva esquelética máxima.

De acuerdo con un estudio que se realizó en el Centro de Investigaciones Clínicas en Osteoporosis y Enfermedades Metabólicas de la Universidad de Carabobo, Unilime-UC, y el IVSS que funciona en el Hospital Universitario Ángel Larralde, de Valencia, la formación del pico de masa ósea en la población venezolana es muy rápida y se produce entre los 12 y 16 años en la mujer y entre los 12 y 18 años en el hombre.


Prevención

El especialista destaca que con los recursos terapéuticos para tratar la osteoporosis se previenen las fracturas en más de 60%. Actualmente se cuenta con medicamentos que han permitido mejorar la calidad de vida de la población afectada.

El investigador Gregorio Riera calcula que 1 de cada 3 mujeres y 1 de cada 5 hombres por encima de los 50 años de edad presentará una fractura por osteoporosis en su vida.

Las principales roturas ocasionadas por osteoporosis se producen en la cadera, vértebras y muñeca. Sin embargo, la baja masa ósea puede afectar también el húmero proximal, la pelvis, costillas, clavícula y fémur distal.

En Venezuela, la incidencia de osteopenia y de osteoporosis en mayores de 50 años de edad alcanza 40,4% y 25,6% respectivamente, y solo 10% de los individuos mayores de 70 años tienen densidad ósea normal.