• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

“Las comunas son insuficientes si no están bien gerenciadas”

Metrocable Mariches

Para que Caracas pueda convertirse en una ciudad sustentable es prioritario el desarrollo de sistemas de movilidad y transporte coordinados

David Gouverneur, experto en diseño urbano, asegura que debe haber un trabajo junto con el resto de los actores sociales. Proponen permitir los asentamientos informales de forma controlada

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Para que Caracas pueda convertirse en una ciudad sustentable es prioritario el desarrollo de sistemas de movilidad y transporte coordinados, desplegar un sistema de aceras que le dé prioridad al peatón y mejorar la conectividad de la ciudad con las zonas populares.

En opinión del urbanista David Gouverneur, es prioritario que en las obras que se desarrollan para la ciudad prive una visión de Estado que dé cabida a iniciativas publicas y privadas que vayan de la mano de un ente técnico capaz de coordinarlos: "La mayoría de la población es de bajos recursos o se encuentra asentada en áreas informales, donde las construcciones deben hacerlas con sus propias manos y con los recursos que tienen disponibles. Eso encaja con el modelo comunal. Sin embargo, requiere un nivel de gobernabilidad que no lo resuelve una comuna, especialmente en las grandes metrópolis".

Gouverneur hizo la afirmación durante la LXII Convención Anual de Asovac, realizada en la Universidad Metropolitana, en la que dictó la conferencia “La ciudad responsable”. De acuerdo con el urbanista, el mensaje de la gestión comunal fortalece los lazos de vecindad, la gobernabilidad y el tejido social, pero es enfático al aseverar: “Por más que existan 100.000 comunas, si estas no están bien gerenciadas y no se manejan con visión de conjunto no son suficientes. Debe existir voluntad política e integración con las academias”.

Ciudad híbrida

La tesis del fundador de la maestría en Diseño Urbano de la Unimet propone combinar la ciudad informal con la formal: “Se calcula que un billón de personas vivirán en barrios por lo que lo más conveniente es acompañar la ocupación informal de manera preventiva”. Para ello hay que reconocer y capturar los suelos aptos, garantizarles una estructura de soporte que incluya la dotación de servicios básicos como agua y electricidad, alimentos, materiales de construcción, seguridad, salud, transporte y recreación; identificar zonas productivas y protectoras que sirvan de mecanismo de control del crecimiento urbano en el área y utilizar las zonas de riesgo –como las vertientes de las quebradas– con fines recreativos, por ejemplo. Gouverneur asegura que eso sólo es posible de lograr con una buena gerencia.

De este modo se puede conseguir la ciudad responsable que debe considerar: la fuerza de la naturaleza, el uso responsable de los recursos, la movilidad y conectividad, el sentido de pertenencia, la productividad y el liderazgo.

Sin valor agregado

“El problema de la sustentabilidad no es la inversión, sino crear las condiciones que permitan que una obra se sostenga en el tiempo. Nada de eso se está haciendo en Caracas”, subrayó Gouverneur. El ejemplo que utiliza para sostener la afirmación es el Metrocable de San Agustín, del cual afirma: no está integrado con su entorno, las estaciones están mal ubicadas y costó mucho dinero. El Buscaracas y las obras de la Misión Vivienda las suma dentro de los proyectos que no suponen un valor agregado para la ciudad.

“No todo tiene que ver con la inversión en infraestructura. Debe haber un pacto de gobernabilidad que garantice que el ciudadano se comporte como tal, y de ese modo revertir la cultura de la violencia”, concluyó.

Vía única

Hacer de Caracas una ciudad sustentable implica un cambio de paradigma, asegura el urbanista David Gouverneur. La prioridad, a su entender, es solucionar el problema de la movilidad urbana: “Estamos a punto de parálisis. Si la movilidad urbana es deficiente porque no se cuentan con suficientes avenidas y dependemos de la autopista, lo más lógico sería tomar la decisión de habilitar un carril exclusivo de transporte público en la autopista. Eso reduciría la capacidad para los vehículos particulares y los obligaría a guardar el carro. Finalmente, sólo 30% de la población tiene acceso al vehículo privado. Su uso hay que desincentivarlo”.