• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Buhoneros exigieron entrega de mercados municipales

Ayer estuvo congestionada la avenida Francisco de Miranda desde la redoma de Petare | Foto: Omar Veliz / El Nacional

Ayer estuvo congestionada la avenida Francisco de Miranda desde la redoma de Petare | Foto: Omar Veliz / El Nacional

Comerciantes informales de Palo Verde, La California y Petare marcharon hasta la sede de la alcaldía

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los trabajadores informales del municipio Sucre dejaron claras sus razones. “¡No al desalojo!”, gritaron ayer quienes marcharon ayer desde las 10:00 am en la avenida Francisco de Miranda desde la redoma de Petare, hasta el edificio Giorgio, sede administrativa de la alcaldía.

Los manifestantes, provenientes de Palo Verde, Petare y La California, exigieron que sean terminados los 5 mercados municipales prometidos para los más de 2.000 comerciantes que están en las calles. Se suma también al pliego de peticiones la fijación de mesas periódicas de trabajo para determinar la zonificación de los vendedores, una vez que se construyan los mercados ofrecidos por el alcalde Carlos Ocariz al comienzo de su gestión.

La vendedora Ingrid Varón, que se sumó a la convocatoria, marchó con el temor de ser desalojada de donde trabaja. “Nos gustaría que se aclare si vamos a ser sacados de las calles, pues recientemente el alcalde dijo que lo haría. Por si fuera poco, siempre solicitamos permiso para trabajar y nos los niega alegando cualquier excusa, como por ejemplo, que no estamos en el puesto. O sea, no podemos ir ni para el baño”.

Concentrados en la sede de la alcaldía, los voceros de la economía informal exigieron la presencia de Ocariz. “En su primer año como alcalde juró que en dos años tendríamos los mercados de la economía popular. ¿Dónde están? Se va terminar su período después de cuatro años y aún no han entregado el de La Urbina. Los otros no se han construido. Además, el 15 de agosto en una reunión con los beneficiarios de ese mercado, dijo que los que están fuera de este proyecto serán sacados de la calle”, explicó Rafael Rodríguez, del consejo de trabajadores de Petare.

Pasadas las 11:00 am fueron por atendidos por el director del despacho, Ángel Alvarado, quien hizo una invitación al diálogo con una representación de las más de 300 personas que seguían al frente de la alcaldía. La multitud se negó. Todos querían hablar con Carlos Ocariz.

“Como alcaldía, queremos que haya diálogo. Pero por la cantidad de personas, más de 2.000 buhoneros que hay en el municipio, pedimos que una representación se reúna con el alcalde. Ellos creen que se les va a sacar a la fuerza, pero eso no va a ser así. La policía municipal no tiene facultad de orden público. Nuestra intención es reubicarlos, pero no como pasó en Catia y Sabana Grande, donde se aplicó la fuerza”, respondió Alvarado.

Sin diálogo. Consultado sobre cuán viable era que se apersonara el alcalde, señaló que en ese instante no había un clima propicio para el diálogo. “En estas condiciones es muy difícil”, apuntó el funcionario, quien poco después entró en el edificio Giorgio. Acto seguido, se caldearon los ánimos cuando un grupo de manifestantes se aproximó hasta la puerta para entrar al recinto, lo que fue impedido por 15 agentes de Polisucre, que resguardaron la instalaciones.

En un comunicado, el alcalde Carlos Ocariz reaccionó a la manifestación. "Se repite el guión oficialista. Orquestan ‘protestas de buhoneros’ con fines electorales. Les duele que en Sucre estamos logrando mejoras para la economía informal y que pronto vamos a entregar el gran mercado de buhoneros. Nosotros tenemos años trabajando y dialogando con todos los comerciantes informales de la redoma de Petare, realizamos el censo de buhoneros, hemos dictado talleres de emprendimiento, y ya tenemos ubicados más de 800 vendedores que trabajarán en el nuevo mercado ", señaló.

Denso tráfico

Con el cierre de la avenida Francisco de Miranda se congestionó el tránsito en parte del este de la ciudad. También en el centro y en el oeste hubo dificultad para desplazarse, especialmente en la avenida Urdaneta, donde instalaron una tarima a la altura del Ministerio de Interior y Justicia. Por ahí pasó la Marcha Antifascista por la Vida, que tomó a muchos por sorpresa. Los que transitaban desde La Pastora desviaron la ruta hacia la avenida Panteón. “Algunos se quedaron en Candelaria y otros siguieron el recorrido, que me hizo demorar más de una hora y quince minutos de más para llegar a mi trabajo”, dijo Mariana Pérez, quien vive en el municipio Libertador.

Adriana Valenzuela también se quejó del desorden registrado en la ciudad. “Me dirigía justamente de Libertador a El Marqués y me encontré con otro caos en La California. Finalmente, los más ajenos al problema somos los más perjudicados”. El tránsito del municipio fue desviado por la avenida Sanz de El Marqués y por la Rómulo Gallegos. Otros, prevenidos por la radio y redes sociales se fueron directamente hacia la autopista Francisco Fajardo para evitar las densas colas del este y el oeste.