• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Hay 36,3 kilómetros de ciclovías dominicales

Las ciclovias que se crearon en Chacao están bloqueadas o tomadas por motos / William Dumont

Las ciclovias que se crearon en Chacao están bloqueadas o tomadas por motos / William Dumont

Los especialistas consideran que hay que crear más carriles permanentes de bicicletas en la ciudad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cada vez son más quienes quieren y pueden transitar en bicicleta por Caracas. Los domingos la ciudad suma por lo menos 36,3 kilómetros de vías que pueden ser utilizadas exclusivamente por los ciclistas. Se trata de estrategias itinerantes implantadas por las autoridades municipales para promover el uso recreativo del vehículo.

Yeferson Parra, investigador en el Instituto de Estudios Regionales y Urbanos de la Universidad Simón Bolívar y creador del proyecto Ruédala Simón, explica que estas rutas persiguen objetivos distintos a los de la ciclovía fija de la avenida principal de Bello Monte y la que se demarcó en 2004 por algunas calles de Chacao. “Existen muchas formas de recrearse. Pienso que hay que trascender la idea de que la bicicleta es un juguete o un ejercicio y tomársela con la seriedad que merece, es decir, como una herramienta eficiente para reducir los problemas de movilidad en la ciudad, disminuir un porcentaje importante de los carros que se desplazan diariamente por Caracas y la emisión de gases de efecto invernadero. Eso no significa que esté en contra de promover su uso recreativo”, afirmó Parra.

La semana pasada, el plan Caracas Rueda Libre cerró con un circuito de 12 kilómetros gracias a la incorporación de la vía del Buscaracas al proyecto deportivo y recreacional y,  además, se anunció que los ciclistas podrán utilizar el Metro de forma gratuita los domingos.


Vías permanentes

Unos cuantos ciclistas borrosos se observan en el pavimento de las calles de Chacao. Las imágenes datan de 2004, cuando el ex alcalde del municipio, Leopoldo López, creó un ciclocarril permanente al lado derecho de la calzada.

La ciclovía se diluyó con el tiempo. La ruta marcada detrás del centro comercial San Ignacio terminó siendo un estacionamiento para motocicletas. Una hilera de conos atados con una cuerda amarilla distingue con más claridad el carril que la pintura marcada en el asfalto. De continuar hasta el centro comercial Mata de Coco, a la altura del Seniat, el paso por el otrora canal para bicis está cerrado por un cartel que indica la prohibición de estacionar.

Juan Landaeta ha sido vigilante durante dos años en el San Ignacio. Asegura que en todo ese tiempo nunca ha visto a un ciclista circular en el canal marcado para ello: “Pasan por aquí pero van entre los carros”.

Rosana Parra, directora de Ingeniería Vial del Instituto Autónomo de Transporte, Tránsito y Circulación de Chacao, subraya que a pesar de la poca afluencia el proyecto de la ciclovía no ha sido desechado: “Estamos tratando de generar alianzas en el ámbito metropolitano para incentivar el uso de la bicicleta. Debemos hacer una revisión para recuperar el área”.

El 29 de septiembre, la Alcaldía de Libertador inauguró 750 metros de ciclovía permanente en Bello Monte. Para el promotor de Ruédala Simón es un primer paso: “Fue diseñada para unir dos puntos. Son los estudiantes quienes generarán la demanda. Su objetivo no era promover el ciclismo urbano, sino responder a la demanda potencial de los estudiantes. No es mala, sólo no estoy seguro de que haya sido necesaria. En Caracas esas experiencias aún son incipientes”.


Promoción visual

Manuel Valera, de la ONG Ciclo Guerrilla, coincide en que ambos tipos de ciclovías responden a dos visiones distintas. “La ventaja de Rueda Libre es que monta a mucha gente en la bici y ofrece la experiencia, así sea en lugares controlados. Creemos que la actividad funciona mejor en los puntos en que se comparte la vía con el vehículo porque se visibiliza la actividad”. Sin embargo, para Valera, esa sigue siendo una política secundaria en cuanto a la promoción de la bicicleta como transporte alternativo.

En cuanto al tráfico que genera la ciclovía de Bello Monte, señala que esta no es una razón de peso para rechazarla: “La ciudad está atestada de carros y ese es un modelo insostenible. La tendencia mundial es quitarle espacio al vehículo particular y hacer más eficiente el transporte público”.


Intermodalidad

Ante el rechazo que ha generado la medida de permitir la entrada de las bicicletas al Metro los domingos, los ciclistas están saliendo al paso y preparan un documento con las regulaciones que deberán cumplir quienes decidan tomarle la palabra al ministro de Transporte Terrestre.

“Hemos revisado las normas de los subterráneos de todo el mundo y preparamos un documento que entregaremos a las autoridades”, dijo Manuel Valera, miembro de la Ciclo Guerrilla.

Entre las normas que deben cumplir destacan: no llevar las bicicletas por las escaleras mecánicas, los ciclistas menores de 14 años deben ir acompañados por su representante, no utilizar los torniquetes, ubicarse en los extremos del andén y nunca obstruir los lugares para sentarse y las puertas.

“El siguiente paso es permitir el uso de bicicletas plegables entre semana. Esa es la mejor manera de lograr la intermodalidad”, dijo Valera.


La cifra

1,5 millones de usuarios disfrutan del Plan Caracas Rueda Libre, informó el alcalde de Libertador, Jorge Rodríguez