• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Capacitarán a médicos integrales en toma de muestra para citología

Advierten que el diagnóstico deberá realizarse con precisión para evitar diagnósticos errados | Foto: Raúl Romero / El Nacional

Advierten que el diagnóstico deberá realizarse con precisión para evitar diagnósticos errados | Foto: Raúl Romero / El Nacional

Formarán a 4.000 facultativos para que realicen el examen en ambulatorios y consultorios populares

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los expertos lo llaman C53 porque es la denominación que tiene en la clasificación internacional de enfermedades, aunque la mayoría de las personas lo conozcan como cáncer de cuello uterino.

De acuerdo con el anuario de mortalidad del Ministerio de Salud de 2010, 1.516 venezolanas murieron por esa causa. La cifra, en el universo de los tumores, sólo fue superada en el país por el cáncer de mama, que registró 1.697 defunciones.

Para los especialistas se trata de muertes injustificadas, pues ese tipo de cáncer es previsible, siempre y cuando la lesión maligna sea detectada a tiempo por medio de una citología.

En un intento por reducir las cifras de mortalidad, a partir de hoy el Ministerio de Salud dictará talleres a 4.000 médicos integrales comunitarios de todo el país, para que aprendan a tomar muestras destinadas a citologías. También les explicarán las normas establecidas en el Programa de Cáncer de Cuello Uterino, Próstata y Glándulas Mamarias, informó el oncólogo Luis Capote, quien coordina el Registro Central de Cáncer. Los facultativos realizarán el examen en ambulatorios y clínicas populares.

El anuncio podría ser motivo de celebración, en vista de que la falta del examen es el factor de riesgo más importante para la enfermedad. Sin embargo, Capote afirmó que la realización masiva de la prueba tampoco será suficiente para reducir el número de muertes.

El oncólogo y epidemiólogo señaló que aunque en 2011 el Ministerio de Salud se trazó como meta anual realizar por lo menos una citología a 24% de la población en riesgo (1.647.786 mujeres entre los 25 y 64 años de edad), eso no ha ocurrido porque no hay suficientes médicos en el primer nivel de atención que las realicen.

Faltan técnicos. La segunda debilidad del sistema de salud es que no tiene el número adecuado de citotecnólogos para procesar la información, así como tampoco laboratorios especializados para los análisis. Capote dijo que el ministerio tiene, en todo el país, alrededor de 50 laboratorios.

Si cada uno de ellos contara con 4 citotecnólogos, la capacidad máxima de análisis estaría por el orden de las 10.000 muestras por año. De entrada hay un déficit importante, en vista de que los laboratorios públicos no pueden procesar más de 500.000 muestras anuales, cuando el objetivo de Min Salud en 2011 fue realizar y analizar 1.647.786 citologías, de modo que en 3 años pudieran abarcar a 80% de la población en riesgo (5.492.622 mujeres).

“No se está llegando a la meta y de hacerlo sería más frustrante porque no tendríamos cómo procesar la información”, dijo Capote, para quien la solución radica en invertir más en los hospitales generales, de modo que se puedan habilitar los servicios de oncología; y, a mediano plazo, construir laboratorios en los estados que los necesiten, como por ejemplo Amazonas y Delta Amacuro.

Advertencia

El oncólogo Humberto Acosta, miembro de la Sociedad de Obstetricia y Ginecología y profesor de la Cátedra de Ginecología de la Escuela Vargas de la Universidad Central de Venezuela por 35 años, subrayó que es fundamental que los médicos integrales sean capacitados de manera óptima para las citologías: “Si la muestra no se toma en el sitio donde está la lesión maligna, la citología saldrá negativa. Eso es gravísimo porque la paciente tendrá la lesión y se irá tranquila a su casa”.

Acosta enfatizó que la destreza para la toma de citologías se adquiere con la práctica y no a través de videos televisivos, como cree que son formados los médicos integrales.