• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

El bachillerato es un embudo

La falta de cupos es uno de los graves problemas que afronta la educación media y diversificada en el país | Foto Yanny Montilla / Archivo

La falta de cupos es uno de los graves problemas que afronta la educación media y diversificada en el país | Foto Yanny Montilla / Archivo

La contracción de la oferta de cupos en primer y cuarto año, hace difícil la prosecusión escolar. Hay sólo un liceo por cada tres escuelas primarias

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hace unos meses, la chemise azul de Kelly Sierra se llenó de mensajes de hasta pronto y deseos de éxito para el nuevo comienzo. Pero los meses siguientes no fueron tan alegres para ella y su familia. Debía abandonar la Unidad Educativa Nacional República de Indonesia, en Valle Arriba, pues el colegio sólo ofrece estudios hasta tercer año. Esto significó el inicio de una travesía tortuosa y desesperanzadora para encontrar un cupo en otra institución.

En lugar de estudiar Ciencias, como solicitó en su planilla de zonificación, cursará Humanidades. La sobrepoblación de alumnos en Ciencias y la escasez de cupos en esa área fue la explicación que le dio el Distrito Escolar nº 6 por el cambio. “Me dijeron que no podían hacer nada por mí. ¿Cómo estudiar algo que no te gusta?”, pregunta Sierra, de 16 años de edad.

La migración forzada de alumnos al área de Humanidades es solo una de las consecuencias de la falta de cupos que continúa presentando la educación media. El caso de Melissa Molina, su ex compañera de clases, también se repite con frecuencia. La joven de 17 años de edad vive en Santa Fe, parroquia Minas de Baruta, pero no tuvo otra opción que inscribirse en la Unidad Educativa Josefa Irausquin López, en El Cafetal, donde fue reubicada según su zonificación. “En el Distrito Escolar dicen que no hay disponibilidad”, cuenta Molina.

La lejanía entre la nueva escuela y su casa le preocupa. Elabora en su mente el camino que deberá recorrer para llegar: Santa Fe, Las Mercedes, El Cafetal y San Luis, por lo que debe tomar al menos 3 autobuses. Son 180 bolívares a la semana que se van del bolsillo de sus padres, en pasajes ida y vuelta. A esto se le suman los 1.300 bolívares de colaboración que le piden para ser inscrita en el nuevo colegio, un examen de la vista y un perfil 20.

Otra compañera, de 15 años de edad, que no quiso revelar su nombre, vive en Las Minitas y fue reubicada en un centro educativo en El Hatillo, donde empezará clases el 4 de octubre.

“Como está el país, soltarla tan lejos da cosa, es difícil. Viendo que no había otra opción, tuve que inscribirla ahí. Sin estudios no se podía quedar. Si le toca estudiar en la mañana tiene que salir de la casa en la madrugada”, relata su padre.


El dilema de desertar. La falta de cupos es uno de los graves problemas que afronta la educación media y diversificada en el país, que oficialmente comenzará clases mañana. La directora de Educación de la Alcaldía de Baruta, Vilma Bailey Biamonte, señala que en el proceso de zonificación generalmente los estudiantes son ubicados en colegios muy lejos de sus casas, o el ambiente de la institución escogida por el Distrito Escolar no es el más idóneo.

Debido a la distancia entre el lugar de residencia y la escuela, un joven de escasos recursos que llega a sexto grado, por ejemplo, decide entre abandonar su comunidad o escolarizarse, afirma el director de Educación del estado Miranda, Juan Maragall. “Puedes tener un muchacho que se crió en el centro de Baruta, pero consigue liceo en Chacao. Para él significa tener que enfrentarse a una comunidad totalmente distinta a la suya”, explica.

El problema generalmente se presenta cuando el niño pasa de sexto grado a primer año. La gran cantidad de repitientes en primer año reduce aún más el número de cupos, lo que estimula la deserción –que para el año 2010-2011 se ubicó en 6%–, manifiesta Mariano Herrera, director del Centro de Investigaciones Culturales y Educativas. En el período escolar 2011-2012, 42% del total de repitientes en educación media fue en primer año.

Herrera señala que aunque muchos estudiantes ingresan en primaria, a medida que se avanza en el sistema escolar se reducen las oportunidades de continuar y aumenta la exclusión. El año escolar pasado, la matrícula en primer grado fue de 590.235, y en sexto grado la cantidad de niños se redujo a 542.849 estudiantes. El desfase también es evidente en los niños que pasan del nivel medio al diversificado: mientras que en tercer año hubo 454.381 inscritos, en cuarto año se registraron 417.489.


No hay suficientes liceos

Mabel Mundó, investigadora del Centro de Estudios del Desarrollo de la UCV, señala que no son comunes los planteles oficiales en los que el joven pueda seguir sus estudios hasta bachillerato. Agrega que aunque la prosecución también se relaciona con la calidad de la enseñanza.

De acuerdo con el censo del Instituto Nacional de Estadística de 2011, hay 18.856 centros educativos de primaria y 5.670 de primero a quinto año: un liceo por cada 3 escuelas.

A finales de 2012, la ministra de Educación, Maryann Hanson, declaró que en 6 años construiría 2.500 simoncitos, 150 escuelas primarias y 450 liceos bolivarianos.

El director del Centro de Investigaciones Culturales y Educativas, Mariano Herrera, advierte este año han debido hacerse alrededor de 500 colegios. Hanson –en entrevista por VTV– puntualizó que en lo que va de año se han construido 15 edificaciones y desde el período 2011-2012 se han creado 802.



3 millones de estudiantes, aproximadamente, tiene la educación secundaria, según la ministra de Educación, Maryann Hanson


1 millón de jóvenes venezolanos ni estudia ni trabaja, admitió, en julio, el ministro de la Juventud, Héctor Rodríguez


1 liceo por cada tres escuelas de primaria hay en el país


15.995 centros educativos con dependencia oficial ofrecen primaria (Memoria y Cuenta 2013)


3.426 centros educativos con dependencia oficial son de primero a sexto año (Memoria y Cuenta 2013)


3.100 escuelas necesita el país, de acuerdo con cálculos del censo 2011


15 edificaciones ha construido el Ministerio de Educación este año