• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Comunidad de Cotiza se organiza para afrontar las lluvias

San José de Cotiza | DANIEL PALACIOS

San José de Cotiza | DANIEL PALACIOS

60 familias en condición de riesgo se albergan en la sede de un Mercal, acondicionado como refugio por el Gobierno del Distrito Capital

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Preparados ante cualquier contingencia se encuentran los vecinos del sector El Hueco en San José de Cotiza. Saben cómo resguardarse de las precipitaciones que, año tras año, caen sobre la ciudad. El domingo, 16 familias fueron evacuadas por Bomberos del Distrito Capital y llevadas a la sede del Mercal de la zona, acondicionado desde octubre del año pasado con más de 30 camas, para el caso de cualquier eventualidad.

Sin abandonar del todo sus casas ni desarraigarse de su comunidad, se mantuvieron en el refugio hasta el martes, cuando bajó el nivel del agua. Entonces regresaron a sus hogares, hasta que otro llamado de alerta los obligue a subir 20 escalones para alojarse en el Mercal.

Amidir González, vocera del Consejo Comunal La Esperanza, indicó que esa medida fue aplicada por el Gobierno de Distrito Capital para mitigar el riesgo del sector El Hueco, localizado a unos cuantos metros de su propio albergue.

 “Si llueve, sabemos qué hacer. El domingo el agua alcanzó un nivel de 1,40 metros de altura, situación que nos obligó a protegernos momentáneamente en el Mercal de San José de Cotiza, intervenido para este tipo de casos”, relató.


La solución. Para González, la vulnerabilidad de la zona está asociada con un problema de canalización de aguas, que está siendo atendido por las autoridades locales. En un recorrido por la zona se observó que los obreros trabajaban en la rehabilitación del sistema de drenaje. La representante del consejo comunal aseguró que después de la visita de Jacqueline Faría, jefa de Gobierno del Distrito Capital, mejoró el ritmo de la obra, que estuvo detenida.

“La canalización del agua se ejecutó en 80%. Eso motivó la intervención de Faría, que nos ofreció respuesta y solución para el problema que vivimos. Ella y su equipo nos ofrecieron la canalización de las aguas. Asimismo, nos expuso un proyecto de vivienda para las 60 familias que estamos más propensas a ser afectadas por las lluvias”. Si se cumple el proyecto, se construirían 3 edificios en una cancha aledaña, que cuenta con todos los estudios de suelo, de acuerdo con la información suministrada por la comunidad. “Serían 3 edificios, uno de 30 apartamentos y los otros de 15”, indicó González.

La vecina Yaismelín Gutiérrez celebra que no les ha faltado asistencia del Gobierno. Destaca que la actitud de la comunidad ha sido positiva al seguir los canales regulares para tramitrar las peticiones. “Afortunadamente, el consejo comunal se ha organizado. Muchos ya saben que ante cualquier eventualidad por lluvias está cerca el Mercal de Cotiza. Con el apoyo de los funcionarios, en un mes podría comenzar la ejecución del plan de viviendas”.


Comentarios. Muchos observan el caso con asombro. Rolando Romero, vecina de San José de Cotiza, valora el esfuerzo de autogestión de quienes viven en El Hueco. “Son tenaces. Consiguieron que en octubre vinieran algunos funcionarios y se comprometieran a protegerlos del peligro que corren, pues esa zona le hace honor a su nombre: es un verdadero hueco, donde se empoza el agua hasta hacerlos huir de su casa”.


Caso Catuche: de la autogestión a la espera gubernamental

Mientras 60 familias de Cotiza estarían cerca de alcanzar una solución al problema de vivienda, otras no pueden decir lo mismo. Pedro Serrano, representante de la asociación civil Catuche, informó que desde 1999 la comunidad espera concretar un proyecto de autogestión, que en principio incluyó la adquisición de terrenos por parte de los damnificados de las lluvias de ese año.

 “Con el apoyo de los sacerdotes jesuítas logramos la compra de unos terrenos para desarrollar inmuebles. Por eso, de 400 viviendas que estaban previstas se construyeron sólo 199. Es decir, falta por ejecutar 51%”, amplió Serrano.

 Agrega que siguen las conversaciones con la Oficina de Proyectos Especiales asociada a la Presidencia, para que se complete el proyecto. “Como algunas personas de la lista han muerto y otros se fueron de la ciudad, este grupo de 201 familias se redujo quizás a 160, que conservan la esperanza de que se les cumpla su sueño de tener una casa propia, después de las lluvias de 1999”.

Hasta ahora ese 49% terminado está habitado desde 2006, mientras que los otros esperan con ansias el momento de vivir en la obra que desarrollaron. El proyecto, que ahora está en manos de la Gran Misión Vivienda Venezuela, aún no tiene fecha de entrega y por eso, cada mes, Serrano se comunica con el despacho de la Presidencia para que les informe cuándo estará listo el restante 51%.