• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Reductores de velocidad pueden causar accidentes en la autopista

Conductores denuncian que el tren delantero de los vehículos sufre a causa de los reductores de velocidad | Foto: Manuel Sardá

Conductores denuncian que el tren delantero de los vehículos sufre a causa de los reductores de velocidad | Foto: Manuel Sardá

Expertos creen que el acceso a la Francisco Fajardo a través del puente del Paseo Colón congestionará el tránsito en la zona

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un mayor número de accidentes de tránsito pudieran producirse en la autopista Francisco Fajardo como consecuencia de las modificaciones hechas a la altura del supermercado Bicentenario, así como frente al Jardín Botánico, en Plaza Venezuela, áreas donde el Ministerio de Transporte Terrestre colocó una franja de reductores de velocidad y abrió un nuevo acceso a esa vía de circulación.

El profesor de la Facultad de Ingeniería de la UCV, Oscar Anzola, advirtió que el concepto de una autopista no admite la inclusión de reductores de velocidad, pues se trata de rutas diseñadas para evitar el control de acceso de tránsito continuo.

“Este es un concepto antiautopista. No tenemos que interrumpirla, es contrario a su naturaleza. El concepto de autopista no permite intercalar reductores de velocidad. Estos deben colocarse en las arterias urbanas, en las vías colectoras y locales”, agregó el especialista.

Opinó Anzola que tampoco fue apropiado instalar un puente entre el Paseo Colón y la autopista. Aunque motorizados como William Vargas y William Hidalgo o conductores como Héctor Duarte celebran el hecho de poder entrar a la autopista directamente, sin tener que llegar hasta Plaza Venezuela y hacer el retorno, el profesor Anzola subrayó que esa no es la alternativa adecuada.

“Desde el punto de vista de las rutas, estará bien para algunos pocos usuarios que mejorarán el tiempo de su viaje, pero producirá accidentes”, enfatizó Anzola. Añadió que los accesos a una autopista deben ser únicamente por los distribuidores de tránsito y deben requerir de un ángulo específico. A su juicio, el acceso desde el Paseo Colón es una curva muy pronunciada y eso también repercutirá en el congestionamiento del lugar.

“El servicio de la autopista disminuirá. Eso significa que bajará su calidad: habrá incremento del volumen de carros y se reducirá la velocidad, lo que repercutirá en una mayor densidad en las horas pico”, concluyó Anzola.

Un costoso tren delantero

El chofer de la línea cooperativa El Recreo, José Chautre, sufre cada vez que tiene que tomar la autopista y pasarle encima a los reductores de velocidad: “Me golpean el vehículo, creo que debieron colocar otro tipo de señalización”.

El mecánico Jorge Mata, de la Tienda Pirelli, ubicada en la calle Bethoven de Bello Monte, indicó que los ojos de gatos deben utilizarse para dividir la vía y no son recomendables para hacer disminuir la velocidad: “Pudieron haber puesto un rayado o un policía acostado, pero los reductores sólo desajustan el carro”.

Mientras, para el mecánico Javier Narváez, los reductores causan daños en un Aveo o un Corsa que pueden costar de 26.000 a 30.000 bolívares.