• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Con equipos antimotín allanaron edificio en Santa Rosa de Lima

PNB con equipo antimotín intenta allanar edificio en Santa Rosa de Lima

PNB con equipo antimotín intenta allanar edificio en Santa Rosa de Lima

El miércoles intentaron revisar el apartamento de Chamel Akl. No pudieron hacerlo y regresaron ayer

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana y la Policía Nacional Bolivariana se presentaron a las 3:30 pm en el edificio Arlanza B, de Santa Rosa de Lima, para allanar el apartamento en el que reside Chamel Akl, de 36 años de edad, quien fue detenido el martes en la noche junto con su hermano Richard Akl, de 48 años de edad. A los hombres se les señala de estar involucrados en actos terroristas.

Es la segunda vez que los cuerpos policiales se presentan en la torre. El miércoles en la noche casi 15 agentes del Sebin, del Cicpc y de la GNB fueron por primera vez al edificio.

Los recibieron representantes de la junta de condominio, a quienes les solicitaron que actuaran como testigos.

"Llegaron como a las 10:00 pm. Se identificaron y nos mostraron la orden. En el apartamento no había nadie; llamaron a un familiar de los Akl para que estuviera presente, pero nadie vino. Se fueron después de 45 minutos. No usaron la fuerza ni dañaron el edificio", dijo un miembro del condominio.

Ayer se presentó un contingente integrado por más de 40 guardias con equipos antimotín y restringió el paso por la calle C de Santa Rosa de Lima. La presencia de los funcionarios alertó a la comunidad.

Tanto el miércoles en la noche como el jueves los vecinos de Santa Rosa se congregaron frente al edificio, algunos con cacerola en mano. Ayer rezaron y cantaron el Himno Nacional, mientras la GNB entraba al edificio. Una monja del colegio Santa Rosa de Lima increpó a los guardias por el exceso del operativo.

El miércoles lanzaron objetos contra los funcionarios, quienes al retirarse lanzaron bombas lacrimógenas luego de recibir una pedrada en uno de sus vehículos. Una de las bombas rompió el vidrio de un carro que estaba estacionado en la calle.

"Nosotros vimos crecer a esos muchachos. Son gente decente, de buena conducta que no le faltan el respeto a nadie. Duele mucho que estén pasando por esa situación", dijo una residente del Arlanza.