• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

La lluvia no amedrentó a fieles del Camino de Santiago en Caracas

Algunos peregrinos vistieron hábitos para recordar la indumentaria de Santiago Apóstol | Willians Marrero/El Nacional

Algunos peregrinos vistieron hábitos para recordar la indumentaria de Santiago Apóstol | Willians Marrero/El Nacional

Seguidores del apóstol visitaron templos, parques, seminarios y universidades pidiendo paz para Venezuela 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hace tres años unos malhechores amordazaron a Luis Majano en su casa con el propósito de robarlo. El incidente ocurrió en la urbanización Los Naranjos el día de Santiago Apóstol, un 25 de julio. El vecino del municipio El Hatillo, de 76 años de edad, intentó resistirse pero cuenta que luego recordó al discípulo de Jesús y empezó a rezar.

“Fue como un milagro la manera como me deshice en instantes de los nudos de mecate que me pusieron en las muñecas”, dijo Majano, que a partir de allí fortaleció su fe y todos los años acude con más ahínco a la peregrinación del Camino de Santiago en Caracas, tradición iniciada en abril de 2006 en el país.

“Para mí es un acto de mucha fuerza y entusiasmo porque Santiago fue el primer apóstol mártir”, agregó, y aseguró que este año fue mejor hacer la caminata con lluvia en vez de un sol radiante.

Durante el recorrido de 12 kilómetros, el Majano no solo agradeció la protección del apóstol, sino que oró por la paz de Venezuela. La ruta incluyó visitas por las parroquias La Anunciación del Señor, en La Boyera; Santa Rosalía de Palermo, en El Hatillo; el Parque de La Paz de La Lagunita; la capilla El Calvario; el Seminario Santa Rosa de Lima; la Capilla Virgen del Valle, que está dentro de la Universidad Nueva Esparta, en Los Naranjos; y la parroquia María Madre del Redentor, en la misma urbanización.

El encuentro, que aglutinó a centenares de fieles católicos, se llevó a cabo a pesar del aguacero que despertó a Caracas ayer sábado. La presidente de la Cofradía de Santiago Apóstol en el país, Isolda Heredia de Salvatierra, confesó que en la madrugada fue consultada por varias amigas dudosas de que se cumpliera la tradición por novena vez.

“Aunque caigan truenos y relámpagos irá”, les respondió Salvatierra, y afirmó que cuando se está convencida de la motivación que impulsa una actividad esta debe realizarse sin excusas: “Todos los venezolanos tenemos sed de paz, fe y justicia. Requerimos encontrarnos con los demás en un ambiente fraterno donde todos seamos iguales y creemos que al estar unidos es más fácil ser escuchados”.

Por los alrededores de las montañas de El Hatillo y la entrada principal de la Lagunita se observaron familias enteras, incluso con coches de bebés, uniéndose a la actividad. Hubo protección de la policía municipal, ambulancias y camiones de Protección Civil. Todos los fieles caminaron hasta la parroquia María Madre del Redentor, en Los Naranjos, donde entregaron una especie de pasaporte como prueba de que visitaron los seis puntos establecidos, lo que les permitía recibir el certificado de asistencia a la peregrinación.

Familias como la de Taina García, su esposo José Echezarreta y su hija Alazne se abrazaron felices luego de haber compartido el recorrido. Teresa Arencibia, de 76 años de edad, agradeció la salud que le concedió el santo para haber podido concluir la caminata. La banda de la Hermandad Gallega, Xuntanza Fillos De Ourense, los recibió a todos con música de Galicia. Juan Otero, integrante del conjunto, dijo que buscaban brindar alegría a todos los inmigrantes y recordarles un pedacito de su tierra. Al final, salió el sol.


Santo de Caracas

La presidente de la Cofradía de Santiago Apóstol en Venezuela, Isolda Heredia de Salvatierra, explicó que esta tradición comenzó en el país en abril de 2006 cuando ella, junto con Magdalena Calvo, pidió la anuencia de la Arquidiócesis de Caracas y de la Archicofradía Universal de Santiago Apóstol. “Hoy, nueve años después, crecen los fieles porque también se trata del patrono de nuestra ciudad: Santiago de León de Caracas. Ahora, además de ser un acto religioso, es una tradición de nuestro municipio y de la ciudad”, añadió.

ditriago@el-nacional.com