• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Piden al Metro cubrir terapia psicológica

La salida del Metro de Chacaíto, hacia el Centro Comercial Expreso, continúa cerrada |  Foto: Antonio Rodríguez

La salida del Metro de Chacaíto, hacia el Centro Comercial Expreso, continúa cerrada | Foto: Antonio Rodríguez

La ONG Familia Metro advierte que la empresa debe pagar todo gasto médico derivado del accidente

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Maryori Nieto continúa de reposo. 24 horas después de haber sido una las usuarias del Metro de Caracas lesionadas, luego que se registrara la avería en una de las escaleras mecánicas el lunes a las 8:00 am, la mujer aún piensa en cómo se trasladará desde su casa, en Caricuao, hasta su trabajo ubicado en Chacaíto. Aunque no quiere volver a usar el subterráneo, es la única opción que tiene.

Ayer a las 4:30 pm Maryori Nieto aún le contaba a sus familiares cómo ocurrió el accidente en las escaleras del sistema de transporte que le ocasionó un latigazo cervical. Su esposo, Edgard Noguera, dijo que aunque la empresa se ha hecho responsable de los gastos médicos, hasta los momentos no han sido notificados de que los daños psicológicos serán indemnizados.

“Mañana (hoy) le vamos a hacer una resonancia magnética cervical para evaluar las consecuencias del accidente. Los dolores se le han calmado, pero igual estamos a la espera de lo que le puedan decir en la clínica. Lo que sí me ha dicho es que no quiere volver a usar las escaleras mecánicas. Tengo fe que con el tiempo va a ir borrando ese incidente que tuvo”, sostuvo.

Ricardo Sansone, miembro de la ONG Familia Metro, explicó que en caso de ser necesario, la empresa debe cubrir los gastos que requieran los pacientes para recibir un tratamiento psicológico que les permita reducir el nivel post traumático.

“La parte psicológica por lo general es olvidada en estos casos. Pero es necesario tratar el estrés post traumático. Las personas afectadas deberían ir a la Oficina de Administración de Seguros del Metro de Caracas, o comunicarle al médico que les está tratando las lesiones si les da miedo utilizar el transporte subterráneo. El usuario cuando compra un boleto adquiere un servicio que tiene entre sus obligaciones llevar a la persona de manera rápida y segura desde un punto de origen hasta un punto final”, destacó.

Analizarán causas. El representante de Familia Metro informó que investigarán si el incidente que se registró el lunes en la estación de Chacaíto fue en unas escaleras importadas de China. A su juicio, la carencia de repuestos y la importación de algunos artefactos entorpecen el mantenimiento de las escaleras del sistema de transporte subterráneo. “Una importación tarda entre seis y ocho meses en realizarse, y además los pagos se deben hacer en dólares. Sabemos la escasez que hay en el país con este tipo de moneda. Cuando se cambia de tecnología, hay que cambiar equipos, repuestos específicos para esa marca y se debe entrenar al personal para los procesos de operación y de mantenimiento de esas escaleras”.

El miembro de la ONG agregó que anteriormente las escaleras de la marcas Schindler y Otis, fueron traídas de Austria, mientras que las nuevas, que han sido sustituidas desde 2011, son de la marca Koya, fabricadas en China. 

Sansone advirtió que otro problema es que el grueso de los trabajadores de mantenimiento del Metro de Caracas entraron entre 1981 y 1983: “Estos grupos se están jubilando desde 2011. Hay una brecha generacional y en la empresa no han invertido el tiempo necesario para entrenar, supervisar y certificar a los nuevos equipos”.

Ayer, en la estación de Chacaíto, cuatro escaleras estaban inhabilitadas por labores de mantenimiento. Era el caso de las dos que funcionan en la salida que conecta con el centro comercial Expreso, el de la escalera izquierda que está en la salida de la avenida Francisco de Miranda y con la escalera que utilizan los usuarios para tomar los vagones en dirección a Palo Verde.

El Dato

El Metro de Caracas inició la fase de instalación de cámaras de seguridad en el área descubierta de la línea 2, entre la estación Mamera y la intersección de las vías férreas hacia Las Adjuntas y Zoológico. El presidente del medio de transporte, Haiman El Troudi, explicó que estas cámaras permanecerán grabando las 24 horas del día y serán monitoreadas desde el centro de control de seguridad de la empresa.