• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Nuevo acceso de Plaza Venezuela es origen de infracciones

Motorizados y vehículos transitan en contrasentido en la vía que construyó el Ministerio de Transporte Terrestre

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A menos de una semana de su inauguración, la rampa de acceso directo desde la avenida Venezuela, en Plaza Venezuela, hasta la autopista Francisco Fajardo –sentido oeste– se convirtió en una tentación para los infractores del tránsito. Motorizados y vehículos particulares invierten la ruta y se desincorporan de la autopista hacia Plaza Venezuela, pese a que no lo establece el plan vial diseñado por el Ministerio de Transporte Terrestre.

La presidente de la Sociedad Venezolana de Ingeniería de Transporte y Vialidad, Celia Herrera, afirmó: “Esta es una obra cuyo mal diseño propicia la ocurrencia de incidentes viales”.

La presidenta de Sotravial mostró preocupación por la inadecuada correlación entre las velocidades de las vías que confluyen en ese trayecto. “El conductor que viene a 40 km/h desde la avenida Venezuela y aspira a incorporarse a la vía rápida requiere de cierta longitud para alcanzar la velocidad que tienen los carros en la autopista, que es mayor. No es natural que en ese acceso el conductor deba detenerse, voltear y luego retomar la marcha”, explicó.

La experta detalló que la rotura del espacio divisorio entre una vía y otra orienta al conductor a entrar casi de forma perpendicular a la autopista, lo que hace más difícil el acceso.

Herrera agregó que las líneas auxiliares para la reducción de velocidad, colocadas en la Francisco Fajardo poco antes del desvío, no están claramente demarcadas, de acuerdo con lo dispuesto en el capítulo 3 del Manual Venezolano de Dispositivos Uniformes para el Control del Tránsito.


Previsiones. Para el presidente del Colegio de Ingenieros de Venezuela, Enzo Betancourt, el fenómeno que ocurre en ese punto con los conductores que comenten la infracción responde a que no hubo un estudio que previera la situación.

“La colocación de brocales –que tienen 30 centímetros de alto y 20 cm de ancho– podría haber sido, por ejemplo, una alternativa para asegurarse de que los usuarios utilizaran la dirección adecuada”, apuntó el ingeniero.

Betancourt no niega que el plan hiciera falta para descongestionar el tránsito, sin embargo cuestiona la calidad de la construcción: “Nadie desea que ahí ocurra un accidente, pero creo que no pasarán muchas semanas para que nos enteremos de alguno en cualquiera de los sentidos”.

Agregó que el hecho de que ocurra en el lugar un hecho lamentable podría contrarrestar los aspectos beneficiosos.

Sobre los ojos de gato o reductores de velocidad, el presidente del gremio de ingenieros indicó que podían haberse descartado, si se hubieran colocado múltiples señales para que los vehículos de la vía rápida bajaran la velocidad y los de la vía lenta se pudieran incorporar con total seguridad.

Ayer al mediodía se pudo observar que los carros que circulan por la Francisco Fajardo esquivan el canal derecho en sentido oeste para evitar pasar por los reductores y se incorporan otra vez al canal después de la rampa de acceso.

Para el comerciante Rafael Rangel, que se para a diario en la acera frente al Abasto Bicentenario, la obra es una locura: “Los motorizados salen de la autopista a lo loco, los camiones en ambos sentido no suelen frenar. Creo que no ha habido accidentes porque todavía hay vacaciones”.  

Agregó que en horas de poco tránsito hay carros en la avenida Venezuela que retroceden para tomar el acceso. Esa vía no tiene reductores de velocidad.

El corredor vial, considerado por el ministro Haiman el Troudi como una solución económica y de fácil elaboración, tiene el objetivo de reducir el tiempo de cola en el recorrido de los residentes de Colinas de Bello Monte, Sabana Grande y El Recreo.