• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Vías escarificadas pueden causar daños a carros hasta por Bs 10.000

En la avenida Andrés Bello escarificaron hace un mes y aún no han asfaltado. El raspado de las vías ocasiona demoras en el tráfico | Omar Véliz

En la avenida Andrés Bello escarificaron hace un mes y aún no han asfaltado. El raspado de las vías ocasiona demoras en el tráfico | Omar Véliz

Están raspadas la Intercomunal de El Valle, la Intercomunal de El Hatillo, la Andrés Bello y la Francisco de Miranda. Se deterioran el tren delantero y los cauchos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El cemento que está debajo del asfalto, en ambos sentidos de la avenida Andrés Bello, permanece al descubierto. La vía fue escarificada hace un mes y desde entonces comerciantes y conductores aseguran que no han vuelto a ver a los encargados de la obra. En cambio, observan cómo han aumentado las colisiones de tránsito con los motorizados, las enfermedades respiratorias debido al polvillo que suelta la vía y la deformación de los cauchos de los vehículos por las condiciones de la calzada.

La Fundación Fondo Nacional de Transporte Urbano es responsable de la rehabilitación integral de la vía. Las obras empezaron a mediados de octubre e incluían la escarificación de la carpeta de rodamiento, colocación de carpeta asfáltica corrida y reparación de bordes de tanquillas y alcantarillas.

“Anunciaron la obra con bombos y platillos. Aseguraron que tenían el presupuesto y que no habría retrasos. Sin embargo, las actuales condiciones de la calle afectan el tren delantero, los cauchos, la amortiguación y la alineación de los vehículos. Hemos tenido que llevar a reparar algunos”, afirmó Jesús Argüello, presidente de la línea de taxi que funciona frente al Hospital Ortopédico Infantil.

Argüello calcula que el precio de reparar el tren delantero de un vehículo dañado por el paso continuo sobre una vía escarificada ronda los 8.000 bolívares. Argenis Guerrero, dedicado a la mecánica, piensa que es más: “Reparar el tren delantero de un vehículo pequeño cuesta 10.000 bolívares, y si hay que comprar cauchos nuevos, el gasto puede llegar hasta los 14.000 bolívares”.

Más congestión

El paso de vehículos por las vías escarificadas supone mayor congestión del tránsito, debido a que los conductores se ven obligados a reducir la velocidad. Fernando Ramos, director de Planificación en El Hatillo, explica que el tráfico obedece a que al haber un quiebre de la capa de rodamiento los conductores deben desplazarse con precaución. “Es más peligroso para las motos que para los carros. El motorizado debe tener más cuidado al pasar por el filo del corte en la vía”, subrayó Ramos.

En Caracas hay varias vías escarificadas. En Libertador está raspada la Intercomunal de El Valle a la altura de San Antonio, y también frente a la estación de bomberos; en El Hatillo, 50% de la Intercomunal está escarificada; y la primera transversal de Los Palos Grandes, en Chacao.

En la avenida Francisco de Miranda se produce una congestión importante debido a una vía escarificada a la altura de Los Dos Caminos. Mauro de Palma, director de Obras de la Alcaldía de Sucre, explicó que en ese punto la empresa Odebrecht realiza trabajos para completar la Línea 5 del Metro. “Por al nivel freático, caía agua en el túnel. La empresa instaló unas bombas de achicamiento y empezó a drenar el agua hacia la calle, lo que deterioró el pavimento. A eso se suman los problemas que presentó una piscina de la Gobernación de Miranda y unos comercios ilegales que botaban el agua a la calle”.

De Palma agregó que escarificaron la vía, pero no pueden asfaltarla hasta que no esté completamente seca: “Odebrecht instaló colectores superficiales que evitan que el agua siga rodando por la calle. En cuanto se seque asfaltaremos a la brevedad”.

Demoras aumentan los costos

Eddy Luz Cristiani, presidenta del Instituto Metropolitano de Transporte, explicó que cuando se emprende una obra de asfaltado no se debería escarificar más de dos kilómetros de vía. “Las empresas avanzan en la escarificación, para no paralizar las obras mientras se consigue el material necesario para asfaltar la calle. De lo contrario, puede haber un incremento de costos, por el pago que habría que hacerle a los empleados mientras la obra está paralizada”.

Para la experta en vialidad, las demoras en el asfaltado también repercuten en la calidad del trabajo: pueden observarse los empates cuando el material no tiene las mismas características. Ejemplificó con el caso de la carretera Panamericana, cuyos trabajos demoraron ocho meses.

La lluvia representa un factor extra de riesgo, pues al haber superficies irregulares disminuye la adherencia de los cauchos al pavimento, lo que puede ocasionar más accidentes porque el frenado es menos eficiente.

Los retrasos en el asfaltado ocurren por la ausencia del material. Mauro de Palma, director de Obras de la Alcaldía de Sucre, reconoció que en el municipio se registraron demoras en El Marqués, La Carlota y en la urbanización Miranda.

“Los atrasos ya fueron superados. Se debieron a que el Gobierno central se convirtió en un gran consumidor de asfalto, previo a las elecciones presidenciales, y la alta demanda coincidió con una caída en la producción”, dijo.