• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Vía de El Junquito presenta fallas a 2 meses de inaugurada

Hay algunos tramos inconclusos en la vía de El Junquito | Omar Véliz

Hay algunos tramos inconclusos en la vía de El Junquito | Omar Véliz

Celia Herrera, directora de Ingeniería Vial de la UCV, recuerda que el distribuidor no se culminó, lo que genera retraso

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Para alguien que viva en El Junquito, atravesar Caracas de punta a punta no es nada sencillo. Esto lo saben quienes retornan a su punto de origen por las dos vertientes de la autopista Francisco Fajardo: La Yaguara y Mamera, la última inaugurada en septiembre de este año.

A dos meses de abierto el nuevo trayecto, en un recorrido se constató la falta de señalización, defensas, ojos de gato y hasta iluminación en algunos tramos. No obstante, garantiza un desplazamiento fluido en ambas direcciones, según los usuarios. Asimismo, se observaron algunos tramos pintados, pero inconclusos.

"Aquí poco importa si la estructura está rota, pues para el Gobierno lo prioritario es que esté pintada. Eso deja entrever que la obra se hizo con la premura de las elecciones presidenciales, y aún está sin terminar", dijo Ángel Ramos, quien a diario pasa por la zona para ir a su trabajo.

El camino. Pasados siete kilómetros, en la carretera Mamera-El Junquito hay un flechado de luces amarillas para alertar sobre las peligrosas curvas, que se tornan cada vez más acentuadas por la elevada pendiente. Más adelante, en el kilómetro 10 hay obreros que construyen una de las dos pantallas atirantadas que requiere ese punto.

David Bonalde, presidente de la línea Unión Conductores Catia, dijo que para el transporte colectivo es mejor el trayecto tradicional. "Para nosotros es más cómodo irnos por La Yaguara. Ahí el tránsito está mucho más despejado, pues muchos conductores de carros particulares transitan muy poco por la carretera vieja", sostuvo.

"A los transportistas sí nos parece más funcional porque el camino no es tan cuesta arriba como el otro, pues de lo contrario tendríamos que utilizar vehículos rústicos. Además, es una zona habitada donde se bajan pasajeros", aseguró el presidente de línea.

Con limitaciones. Miguelángel Cortez, vecino de la parroquia El Junquito, observa limitaciones y ventajas entre la vía tradicional y el nuevo corredor.

Sin escapatoria alguna, las colas son parte de su día a día: "Si tomo el acceso de La Yaguara, necesariamente debo pasar por la vía que está en mal estado, llena de huecos y fallas de borde. Por eso algunos optan por la otra ruta".

En cambio, si se escoge como vía la carretera MameraEl Junquito, deben tomar la autopista en Caricuao, lo que hace más largo el trayecto y en algunos casos, la cola más larga en la autopista Francisco Fajardo.

Ramos añade que de regreso, cuando toma desde el este de Caracas la autopista Fajardo, tiene que decidir por la vía que tiene menos tráfico.

"El problema ocurre cuando después de superar el tramo de San Juan, debo seguir rodando hasta tomar el retorno en la estación gasolinera de Caricuao, para repetir el recorrido en sentido contrario y después meterme en la carretera nueva, que me lleva directo al kilómetro 12", añadió.

Celia Herrera, ingeniero especializado en transporte urbano, señala que los vecinos de Caricuao son los primeros afectados: "Ellos tienen que soportar la cola de gente que da la vuelta al final de la autopista, para girar en sentido contrario e incorporarse a la carretera Mamera-El Junquito".

Sostiene la experta que el proyecto original no se culminó. "Esas personas que se dirigen a la carretera deberían tomar el distribuidor que aún no se ha terminado. Por eso llegan hasta Caricuao. Asimismo, resaltan como fallas la ausencia de demarcación y señalización para hacer más fácil la circulación por la zona", agregó.

El acceso a La Yaguara también es complicado, para Ángel Ramos. "Si bien el camino por la autopista es mucho más corto, la vía tradicional tiene muchos desperfectos y es un peligro en la noche", precisó.