• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Vecinos protestan por negocio de autolavado

Hay división entre los vecinos sobre la permanencia del autolavado | Foto. William Dumont

Hay división entre los vecinos sobre la permanencia del autolavado | Foto. William Dumont

Los habitantes del edificio El Trapecio afirman que el local viola la zonificación, origina tráfico y causa alergias 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los habitantes del edificio El Trapecio, localizado en la calle El Casquillo, al final de la avenida Miguel Ángel, en Baruta, rechazan el funcionamiento de un autolavado en la urbanización.

Nora Rodríguez, ex presidenta de la junta de condominio del edificio, explicó que la molestia obedece a que esa es un área residencial y, por tanto, el negocio viola las ordenanzas de zonificación. Agregó que el comercio produce mucho ruido debido a que las mangueras con las que lavan los vehículos funcionan con presión y están todo el día encendidas. “También tenemos casos de vecinos que han sufrido alergias por los productos que emplean para lavar los carros. Hicimos la denuncia ante la Alcaldía de Baruta y el local cerró por siete meses, pero luego la propietaria introdujo un amparo alegando su derecho al trabajo y volvieron a abrir”, dijo la vecina. Rodríguez indicó que la constante entrada y salida de autos en la zona causa congestionamiento.

Óscar Véliz, encargado del autolavado, señaló que el negocio cumple con todos los requisitos solicitados por la alcaldía para prestar servicio: “Tenemos casi 4 años aquí, cerramos a más tardar a las 5:00 pm y siempre hemos tratado de colaborar con los vecinos, incluso cedemos los espacios para que se estacionen cuando no funciona el local. Usamos productos 100% biodegradables y no causamos ningún daño al ambiente”.

En el autolavado negaron los señalamientos hechos por los habitantes de El Trapecio. Aseguraron que mantienen limpia la calle y que no permiten que el agua sucia producto de la actividad comercial corra por la avenida. “Somos una empresa que quiere dar trabajo. Contamos con 30 empleados. En este municipio son muy estrictos con los controles y tenemos todos los permisos”, subrayó la propietaria, Tania Markina.

Derecho a trabajar. Algunos vecinos consultados en la zona afirmaron que el autolavado no les causa molestias y defendieron el derecho de trabajar de los empleados. Carlos Martínez, habitante de Bello Monte, opinó: “Creo que el temor que hay es que en la zona pase lo mismo que en Las Mercedes, que dejó de ser un área residencial y ahora tiene usos mixtos. En el autolavado lo que hacen es trabajar y no molestan en nada”.

Ana Agüero, que vive frente al autolavado, defendió al negocio: “He vivido aquí por 45 años, en la zona vive toda mi familia y ninguno ha padecido alguna afección. Lo que están haciendo es dar trabajo a quien lo necesita”.  

Cierre

Hace año y medio el local estuvo cerrado durante siete meses. Los vecinos de Colinas de Bello Monte llevaron su reclamo ante la Alcaldía de Baruta y se abrió un procedimiento administrativo.

En la Dirección de Ingeniería Municipal confirmaron que la zonificación de esa área es residencial. El caso pasó al Tribunal 10° Contencioso Administrativo y los representantes del autolavado introdujeron una demanda de nulidad contra la alcaldía y solicitaron una medida cautelar, que les fue otorgada, por lo que reabrieron el negocio. Sin embargo, sobre el caso no se ha tomado una decisión definitiva.