• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Vecinos exigen mantenimiento para el bulevar de Antímano

Trabajadores remataban ayer detalles de la obra. A tres días de ser inaugurado el corredor, la comunidad reportó el hurto de las plantas de papagayo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Lourdes Seijas puede ahora hacer lo que antes era toda una hazaña: caminar por Antímano tranquila, sin esquivar buhoneros ni caerse en las aceras rotas o, incluso, ir de compras sin tanto temor por la inseguridad. La residente de la zona experimentó esas sensaciones ayer, cuando caminó por el recién construido bulevar, que ya se observa nutrido por propios y foráneos del municipio Libertador, que celebran la construcción de la obra.

Los hijos de Seijas estrenarán el regalo del Niño Jesús en esa área pública. “Mi hija de seis años pidió de regalo unos patines. Y espero que los estrene el 25 de diciembre, precisamente en este mismo lugar que fue recuperado para eso: para que los niños jueguen y disfruten de lo que antes no tenían. Esta es la primera vez que vengo y, de verdad, estoy satisfecha”, respondió entusiasta mientras compraba algunos artículos de papelería en uno de los locales de la zona.

Del otro lado del mostrador estaba Ana Rodríguez, encargada del negocio, quien pidió a la Policía Nacional Bolivariana más custodia para Antímano. “Nos gustaría también que las autoridades sean más rigurosas con aquellos que estacionan sus carros en plena calle o los motorizados que circulan por el paso peatonal. Este es un sitio que debemos cuidarlos todos, porque finalmente incide en la calidad de vida de todos, tanto vecinos como comerciantes”, subrayó Rodríguez.

Costumbres

Con más de 40 años en la comunidad, Luis Sojo es uno de los jubilados que hace aún más pintoresca la plaza de Antímano, que también fue remozada con la incorporación del bulevar. Allí pasa las tardes con amigos de su edad, entre chistes, historias y uno que otro consejo para los jóvenes. “Tengo toda la vida viniendo a pasar un rato con mis amigos. Jamás había visto una obra tan bonita en la zona, pero para mantenerla se requiere del esfuerzo de todos”, afirmó.

Ayer todavía algunos obreros remataban detalles pendientes en el bulevar. Una de las quejas de los vecinos es que las plantas de papagayo que se sembraron para la inauguración han ido desapareciendo de los materos, y las pocas que quedan lucen deterioradas. “Se han ido llevando las matas de papagayo. La gente no cuida ni quiere. Por eso el llamado es a conservar lo que nos pertenece”, coincidieron Ester Sojo y José Gregorio Morales.

Los testimonios

Omarelis Durán, residente

“Me gusta que hayan rehabilitado esta calle y la hayan convertido en bulevar”

Ramón José Maldonado, residente

“Veo con lástima cómo las madres no le llaman la atención a sus hijos cuando pisan las plantas”