• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Vecinos de la carretera Petare Guarenas se sienten aislados

Se quejan por la lentitud en la estabilización del talud | Raúl Romero

Se quejan por la lentitud en la estabilización del talud | Raúl Romero

Piden que se acelere la estabilización del talud del sector El Milagro, cuya vía usan muchos para escapar de las colas. Ventas de los negocios han bajado 20%

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cansados de llevar polvo, vecinos del sector El Milagro en la carretera vieja Petare-Guarenas desconocen cuánto ha avanzado la obra de estabilización del talud del kilómetro 12, que se derrumbó como consecuencia de las lluvias de 2010. José Ángel León es uno de los habitantes de esa comunidad que clama por celeridad al Ministerio de Transporte Terrestre para que mejoren la vialidad en la zona, pues aseguran que se sienten aislados.

“Mucha gente cree que estamos en Guarenas, pero no, vivimos en el municipio Sucre desde hace muchos años y necesitamos que culminen los trabajos de estabilización de la pendiente en el kilómetro 12. En ningún momento hemos dejado de ver obreros trabajando, pero creo que el proyecto se hace grande para las pocas personas que ahí laboran. En mayo se cumplen dos años desde que empezaron a intervenir el talud y todavía siguen, pero a paso muy lento”, afirmó León.

Comerciantes de la zona se quejan de la demora en los trabajos. Javier Tapia, encargado de un taller mecánico de El Milagro, asegura que sus ingresos han mermado 20%. “Ya muchos conductores no pasan por aquí, por las largas colas que se hacen producto del deterioro de la vialidad. Además, la tierra que se desprende de la obra cae en el negocio y muchos de nosotros sufrimos de dificultades respiratorias, gripes y otras afecciones”, dijo.

“Si pudiera pedirle algo a los funcionarios del ministerio es que culminen pronto los trabajos de la calle, no sólo para reducir el riesgo que esto implica, sino para mejorar el flujo del tránsito”, apuntó.

Colas. Magaly Betancourt trabaja en uno de los negocios aledaños. Decidió conseguir trabajo cerca de su casa, pues se cansó de viajar a Caracas. “Es un gasto muy grande, pero lo que más afecta es el cansancio de esperar dos horas o más para trasladarse de El Milagro a la zona urbana del municipio Sucre poco después de las ocho de la mañana, cuando el tránsito es mucho más pesado porque la obra del ministerio ocupa la mitad de la vía. Además, estamos hartos de vivir llenos de tierra y polvo”.

Afirma que, aunque está en Sucre, se siente fuera del municipio “Por ejemplo, para llegar al hospital Domingo Luciani, en El Llanito, debemos pasar por la misma autopista por la que se traslada la gente que viene de Guatire, Guarenas y hasta de Barlovento. Eso hace que estemos aislados de nuestro entorno, mucho más en temporada de lluvias, cuando dormimos con el ‘Jesús’ en la boca, pensando que puede haber un derrumbe. Cuando eso pasa, nos vamos a trabajar con la angustia de que la montaña se venga encima de la casa y lo perdamos todo”.

Servicios. Los vecinos informaron que hay constante patrullaje de Polisucre y de la Guardia Nacional. “Por aquí todos nos conocemos, por eso es difícil que se registren muchos delitos; que sí ocurren, pero como en cualquier otra parte de la ciudad. No es común que un vecino de El Milagro sea atracado por otro. Y el servicio de aseo pudiera ser mucho mejor porque la basura se acumula demasiado rápido”, señaló León, mientras descansaba en una silla cerca de un local de verduras en el kilómetro 12.

El Testimonio

Marlene Gil, residente de Guarenas

“Mientras los residentes de la zona dicen que se sienten seguros, quienes transitamos por el sector hemos sido atracados en las largas colas, cuando tomamos esta ruta alterna a la autopista Gran Mariscal de Ayacucho. Por eso sería oportuno que Polisucre acuda de forma preventiva cuando hay algún accidente”.

La cifra

2 horas en colas pasan vecinos de El Milagro para trasladarse a la zona urbana del municipio Sucre, por las fallas de la vialidad.