• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Vecinos de El Junquito esperan transporte hasta por dos horas

El número de unidades de transporte disminuye en las noches por temor a los asaltos | Foto HENRY DELGADO

El número de unidades de transporte disminuye en las noches por temor a los asaltos | Foto HENRY DELGADO

Denuncian que no hay control en el cobro de las tarifas de la ruta comunal que se traslada por la carretera nueva

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Si te agarra la noche en Caracas olvídate de que vas a poder subir”, asegura Pedro Carmona, vecino de El Junquito. Subir o bajar de esta parroquia del municipio Libertador se le hace cuesta arriba a sus habitantes, especialmente en las horas pico o los días en los que hay turismo en el pueblo. “Los sábados, domingos y feriados la cola para tomar el transporte público casi llega hasta la plaza. A eso se suma que una vez en la camioneta hay que soportar hasta tres horas de tránsito para llegar a La Yaguara. Deberían poner un Metrocable para acá”, solicitó.

La primera camioneta llega a la parada a las 4:00 am; los resientes del pueblo afirman que si a las 6:00 am no han logrado irse deberán esperar como mínimo hasta las 7:30 am para lograr abordar una unidad que los traslade hasta La Yaguara, El Silencio o Catia.

Con la inauguración de la carretera Mamera-El Junquito, en septiembre del año pasado, fue habilitada la ruta comunal Cacique Tiuna II que realizaba traslados desde la estación del Metro Ruiz Pineda hasta los kilómetros 16 y 22 de El Junquito. A la línea le entregaron 36 rústicos para prestar servicio. Adela Yelitza Osuna, dirigente vecinal de la parroquia, celebró la creación de la ruta, pero denunció que de Ruiz Pineda hasta el kilómetro 16 cobran 8 bolívares -establecidos en la Gaceta Municipal- y de ese punto en adelante, a quienes se dirigen al pueblo les cobran un recargo de 5 bolívares. “A eso se suma que a las 7:45 pm ya no hay rústicos. Aquí viven estudiantes que salen pasadas las 9:00 pm y deben ir corriendo hasta La Yaguara. A esa hora, los choferes de la Unión de Conductores Caracas-El Junquito, que es la que ha funcionado aquí toda la vida, se solidarizan y esperan a los que conocen, pero no contamos con la ruta social”. Osuna agregó que han hecho varios llamados a la Alcaldía de Libertador para que coloque vigilancia en la parada de Ruiz Pineda, con la intención de que el servicio pueda funcionar hasta más tarde. 


Zonas intermedias. A los habitantes de sectores como La Peña, Hierba Buena y El Naranjal –en la zona intermedia de la nueva carretera– les corresponde subir hasta el kilómetro 16 para poder tomar una unidad de la ruta comunal. “Las colas son interminables y nunca bajan con puestos. En las horas con menor afluencia desaparecen y el recargo del pasaje ocurre por la falta de control”, afirmó Virginia Medina, vecina de El Naranjal.


Inseguridad. Siro Fernández, chofer de la Unión de Conductores Caracas-El Junquito afirma que diariamente roban hasta a 2 conductores de los 125 que prestan servicio desde La Yaguara y El Silencio.

Aseguran que los delincuentes se aprovechan del mal estado de las vías y de la falta de iluminación para asaltar las unidades. “De 10:00 am a 3:00 pm, a plena luz del día, nadie se atreve a ubicarse en la parada por temor a que los roben”, dijo Carolina Velásquez, del sector Luis Hurtado.


LosTestimonios

Alfredo Guevara, habitante del sector Colina Suave

“El problema del transporte nos afecta, pero también el de la inseguridad y la falta de agua. Hemos pasado hasta mes y medio sin el servicio. Hace dos semanas nos vimos obligados a trancar la calle para lograr que nos restituyeran el suministro”.


Roberto Dávila

Vecino de El Junquito

“Lo más grave es la delincuencia. Aquí te atracan hasta en la plaza a plena luz del día. En cuanto a los servicios yo tengo agua en mi casa la mitad de la semana y la otra mitad no”.