• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Tragedia de Tacoa enlutó a los venezolanos

A 30 años de la tragedia, aún se desconocen las causas del siniestro | Archivo

A 30 años de la tragedia, aún se desconocen las causas del siniestro | Archivo

En la explosión fallecieron 10 comunicadores. Al cumplirse 30 años del desastre, entre las 180 muertes que se recuerdan figuran las de reporteros de El Universal, VTV y RCTV

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cerca de 200 personas fallecieron hace 30 años, con la explosión de la planta eléctrica Ricardo Zuloaga, en la localidad de Tacoa, estado Vargas. Al conmemorarse 30 años del hecho, aún se desconocen las causas reales de la tragedia que, poco antes de las 6:00 am, despertó con un estruendo a los habitantes de las localidades cercanas.

De acuerdo con un relato de la periodista de El Nacional Sandra Guerrero, publicado en 1987, tan pronto como se tuvo conocimiento del hecho se desplegaron por la zona Bomberos del Distrito Federal, funcionarios de Defensa Civil y periodistas de varios medios de comunicación, que respondieron a la emergencia.

Sin conocer el peligro, todos cumplían sus respectivas funciones cuando se produjo otra explosión que acabó con sus vidas. Apuntó Guerrero que en la tragedia el periodismo venezolano perdió a 10 de sus integrantes.

José Carrillo era el encargado de conducir el vehículo de Venezolana de Televisión. El equipo lo integraban Oscar Guerra, camarógrafo; Oswaldo Silva, asistente, y Mariadela Russo, reportera, quien se estaba reincorporando a su trabajo luego del permiso posnatal. Su hija Romina tenía escasos meses cuando perdió a su madre.

Carlos Moros y Salvatore Veneziano, reportero y fotógrafo del diario El Universal, ese domingo estaban de guardia y bajaron a Tacoa para cubrir el suceso. Carlos no solía hacer ese tipo de evento porque estaba dedicado a la cultura, mientras Veneziano era experto en el trabajo de sucesos.

El equipo de Radio Caracas Televisión lo integraban José Machado, camarógrafo; César Maldonado, conductor, y José Osorio, asistente, que bajaron al litoral acompañando a Freddy García, jefe de camarógrafos. García salvó la vida milagrosamente, mientras sus compañeros perecieron. Rosa Haydeé Sánchez, la reportera, prefirió irse al aeropuerto de La Carlota, donde consiguió un cupo en el helicóptero del comandante de la Policía Metropolitana. Desde la aeronave, la periodista vio el estallido del tanque, describió Guerrero.