• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Servicios de transporte y de salud afectados por apagón en Caracas

La planta del Hospital J.M. de los Ríos dejó de funcionar. El edificio principal de la Electricidad de Caracas tampoco tiene luz. El transporte superficial colapsó desde el centro hasta Altamira y el Metro funciona con fuerte retraso e intermitencias

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Debido a la falla eléctrica de la subestación Boyacá que mantiene sin luz siete zonas de Caracas, el hospital J.M. de los Ríos se encuentra desde anoche a las 11:00 pm sin energía eléctrica. La planta dejó de funcionar a las 9:00 am por lo que madres de los niños hospitalizados y médicos se encuentran a las afueras del centro asistencial protestando. Ya tienen más de 12 de horas sin electricidad.

Hay madres que vienen desde distintos estados del país para que sus hijos sean atendidos y no han sido recibidas debido a la falla eléctrica. El servicio de urgencias está a oscuras, es allí donde se reciben las emergencias.

La situación del hospital de niños se replica en centros de salud privado, que no tienen luz desde anoche pero que se encuentran funcionando gracias a las plantas eléctricas. Es el caso del Centro Médico de Caracas, Hospital de Clínicas Caracas y la Clínica Razzetti. En las afueras de los centro de salud privada se encuentran grupos de personas esperando ingresar.

Marchan a Corpoelec

Los alumnos de la Universidad Alejandro Humboldt, núcleo de La Candelaria, marchan hacia la sede de Corpoelec en San Bernardino pues el centro de estudios también quedó sin luz. El edificio principal de Corpoelec tampoco tiene electricidad. Trabajadores se encuentran fuera del inmueble.

Colapso en el transporte

El transporte superficial colapsó en sentido oeste-este, al menos hasta el sector de Altamira, por la intermitencia en el funcionamiento del servicio del Metro de Caracas, específicamente la Línea 1, que presentó fuertes retrasos por fallas eléctricas.

Desde Plaza Venezuela hasta Chacao, el transporte público era insuficiente para cubrir la demanda de usuarios. Camionetas a reventar era el denominador común a lo largo de toda la avenida Casanova, en donde los locales comerciales también tenían sus santamarías abajo por fallas en el servicio eléctrico.

Aún hasta las 10:00 de la mañana, la estación Sabana Grande no prestaba servicio comercial.Las transferencias en Plaza Venezuela hasta las líneas 3 y 4 continuaban sin iluminación. Los mototaxistas afloraron  en todas las esquinas caraqueñas colapsadas por el retraso en el metro, lo que ayudaba a complicar un poco más el ya pesado tráfico.