• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Seguidores del Presidente aguardaron en la Academia Militar

Militares alzan el féretro de Hugo Chávez/Cortesía Prensa Miraflores

Militares alzan el féretro de Hugo Chávez/Cortesía Prensa Miraflores

Los dolientes se congregaron en los jardines desde el martes en la noche para ver al mandatario

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Ninguna espera era muy larga para quienes se reunieron ayer en las adyacencias de la Academia Militar de Venezuela. El peregrinaje hasta Fuerte Tiuna para darle el último adiós al presidente Hugo Chávez empezó la misma noche del martes, cuando Elías Jaua, ministro de Relaciones Exteriores, anunció que ese sería el lugar en el que instalarían la capilla ardiente y desde donde se llevarían a cabo las exequias oficiales.
“Aunque se me vaya la vida aquí, no me iré hasta que podamos verlo”, afirmó Reyna Villegas, quien llegó al Patio de las Academias temprano en la mañana.
El Presidente será velado hasta el viernes en el Salón de Honor de la Academia Militar, donde se formó como oficial del Ejército. Quienes acudieron a despedirse se encontraban con una baranda metálica que impedía a los seguidores del mandatario entrar al edificio. Muchos optaron por esperar acostados en los jardines y el resto estaba expectante pegado a la cerca. El dispositivo de seguridad estaba diseñado para que los asistentes pudieran presenciar los actos de forma ordenada. Una mujer aseguraba que había llegado al sitio desde las 9:00 pm del martes. “Estamos haciendo la cola para poder entrar a verlo”, dijo.
En el lugar donde comenzaba el dispositivo de seguridad, un oficial repartía un librito con la imagen del mandatario empuñando la espada de Bolívar. La publicación recoge las últimas alocuciones públicas del Presidente, los días 7, 8 y 9 de diciembre.
“Lo añoramos hasta el sol de hoy, este no puede ser un acto privado porque aquí está su gente, su pueblo. En estos tres días tienen que dejar que lo veamos. Tenemos que comprobar que a quien llevan en esa urna es verdaderamente él, porque nadie ha podido verlo desde que se despidió”, dijo Alida Lara, comerciante, que acudió al sitio en compañía de toda su familia.

Desorganización. Todos los asistentes estaban convencidos de que debían ver a Chávez, pero a las 3:00 pm el procedimiento para hacerlo aún no estaba definido.
En la entrada del edificio donde velarán al jefe del Estado una inscripción reza Academia Militar del Ejército, cuna de la revolución bolivariana.
En un sector del Patio de las Academias dispusieron una carpa de primeros auxilios, atendida por Protección Civil, para atender cualquier eventualidad.
Algunos de los agolpados en la cerca aseguraban que estaban formados en fila, pero nunca estuvo claro cuál era su principio o su final. Los reservistas que custodiaban no daban mayores explicaciones ni información sobre la logística de los actos de ayer. Finalmente, un miembro de la Guardia de Honor se acercó a los asistentes e informó que el paso sería abierto una vez que hubiesen colocado el féretro en el lugar previsto. “Después de eso, si usted quiere pasar 10 veces, 10 veces podrá hacerlo”, dijo. Se espera que la capilla ardiente esté abierta las 24 horas.
Mientras aguardaban ese momento, a través de cornetas retransmitían los testimonios de los asistentes al cortejo fúnebre.
Beatriz Rincón es de Maracaibo. La muerte del mandatario la sorprendió en Caracas, por lo que no podía desaprovechar la oportunidad de despedirlo: “La primera vez que voté lo hice por él. Nunca le di mi voto a los adecos. No quería creer lo de su muerte. Fue un golpe muy duro. Nadie había hecho tanto, ni se había preocupado tanto por los pobres como él. A mí no me dio nada, pero si hubo muchos que mejoraron su calidad de vida gracias a él”.

21 cañonazos
Un sector de los jardines del Patio de las Academias estaba restringido. En el área colocaron 6 cañones desde los cuales se presume dispararon las 21 balas de salva para rendir homenaje a la memoria del presidente Hugo Chávez.
La orden dada por Diego Molero, ministro de la Defensa, indicaba que a las 8:00 am se dispararan los primeros 21 cañonazos y, luego, sonara un disparo cada hora hasta que los restos sean inhumados.
Los cañonazos deben sonar en cada lugar del país donde exista un destacamento militar y en los barcos de la Armada.
El ministro indicó que no se harán toques militares fúnebres. En cambio, a Chávez "se le rendirán honores con los toques militares que en vida lo llenaban de fortaleza y le incentivaban el espíritu por la patria".