• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

En San José del Ávila se consideran abandonados por el Gobierno

San José del Ávila | Foto: Omar Véliz

San José del Ávila | Foto: Omar Véliz

Las habitantes del urbanismo aún no tienen los títulos de propiedad y padecen fallas estructurales y de servicios

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En las residencias San José del Ávila no es mucho lo que ha cambiado desde que el presidente Hugo Chávez ordenó la intervención del conjunto. La zozobra de las familias es la misma ante las fallas estructurales de los edificios, la mayoría de los habitantes del urbanismo aún no cuenta con los títulos de propiedad de su vivienda, fallan los servicios públicos como la electricidad, tienen problemas con la recolección de las aguas servidas, gran parte de los ascensores no funcionan, como tampoco los sistemas de detección de incendios.
Las nueve torres que integran el conjunto residencial están parcialmente ocupadas, pero quienes se han mudado aseguran haberlo hecho por la necesidad de una vivienda y no porque los apartamentos estén aptos. María Victoria Rodríguez llegó a las residencias a principios de 2012: “Literalmente me sacaron de donde vivía alquilada en Los Teques. Tenía las maletas afuera y gracias a una orden de la Defensoría del Pueblo conseguí un poco más de tiempo hasta que pude mudarme, pero llegamos acá a tragar polvo, arena y tierra. El baño de mi apartamento tiene filtraciones de aguas negras y me ha tocado tumbarlo en tres oportunidades”.
San José del Ávila, ubicado al final de la avenida Baralt, es uno de los 33 urbanismos intervenidos por el Estado en octubre de 2010, luego de que se confirmó que la constructora original, Promotora SJDA 2002, C.A., intentó estafar a los compradores al aplicar el cobro de un monto adicional al pactado inicialmente, considerando el aumento del Índice de Precios al Consumidor.
A principios de 2011 lograron que el Banco Provincial financiara lo que restaba de construcción y la reparación de los daños ocultos en los primeros tres edificios.

Limbo legal. Los habitantes de las residencias aseguran estar en medio de un vacío legal. El 14 de enero de este año el Banco Provincial y el Ministerio de Vivienda y Hábitat llevaron al registro el documento de condominio sin las aclaratorias correspondientes. “Dos apartamentos no aparecen en el texto y hay fallas en los linderos y la caracterización de los viviendas. Esto implica que tendremos problemas para obtener las fichas catastrales”, asegura Judith Padilla.
Ante las irregularidades, solicitan a Carmen Meléndez, ministra de Seguimiento de la Gestión de Gobierno, que acuda al conjunto y los ayude, pues consideran que el Ministerio de Vivienda y Hábitat no actúa en su beneficio. “El Ministerio de Vivienda no hizo su tarea. Nosotros revisamos el documento, señalamos los errores, pero no los corrigieron. Cuando la contraloría de la obra estaba a cargo de Elías Jaua, Nicolás Maduro y Tareck el Aissami semanalmente hacíamos reuniones de seguimiento. Tenemos ocho meses a cargo del Ministerio de Vivienda y ya no ejercemos ese control. La última asamblea fue en octubre y no llegamos a nada”, dijo Rodríguez.
Las familias no entienden cómo el urbanismo recibió el permiso de habitabilidad: “El martes ocurrió un incendio en la torre A y no se encendió ninguna alarma. Los bomberos no pudieron pasar camiones ni ambulancias porque los techos de los estacionamientos no cumplen con las especificaciones de las normas Covenin y nada de eso se ha resuelto”, subrayó Padilla.
Agregaron que es necesario cambiar la denominación de la obra: “Aparecemos como una zona comercial, en lugar de residencial, eso implica que pagamos más en relleno sanitario que en electricidad. Nosotros lo único que queremos es ver los resultados de la inversión que hicimos, que cumplan lo que nos prometieron cuando compramos estos apartamentos”, finalizó Rodríguez.

Informe
En el informe sobre proyectos inmobiliarios incluidos en el acta compromiso entre el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela y la banca para la Atención de la Problemática de la Crisis Inmobiliaria, el Banco Provincial comunica que para el 31 de diciembre de 2012 las 738 viviendas que integran las residencias habían sido concluidas. De esas 272 se encuentran protocolizadas y quedan 466 pendientes por el trámite.
Agregan que se encuentran a la “espera por la entrega de las actas de recepción de obra por parte de la junta administradora temporal como acto formal de culminación de obra”. El texto está disponible en la página web de la Asociación Bancaria de Venezuela.