• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Rosa Ocaña: Con el marco legal existente se podría coordinar el transporte

La especialista sostiene que es vital integrar los modos de transporte, incluyendo en la política a los por puestos, rústicos y mototaxis

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Con lo que se tiene se puede trabajar. Rosa Virginia Ocaña, profesora jubilada de la Universidad Simón Bolívar y especialista en sistemas de transporte y movilidad, cree que los venezolanos tienen a la mano la cura para una ciudad con arterias viales congestionadas y un transporte público minusválido. Ocaña formó parte de un equipo técnico que redactó una serie de lineamientos que sirvieron de base para la elaboración del Plan Metropolitano de Movilidad presentado por el ministro Haiman el Troudi hace dos semanas. Celebra la pertinencia de los planteamientos y las buenas intenciones y expone sus consideraciones sobre la instalación de elevados y la peatonalidad.

-¿Como evalúa los planes anunciados por el ministro Haiman el Troudi? -Es pertinente que se atienda el sistema de transporte.

Esa atención debe implicar dos cosas clave: coordinar las intervenciones entre los organismos públicos, sean del nivel que sea, y que las políticas tengan coherencia. Si me preguntaran por dónde hubiese comenzado yo, diría que por la integración entre modos, teniendo el Metro como punto de partida. No podemos seguir actuando como si los por puestos, los rústicos y los mototaxis no existieran.

-¿Cómo podría hacerse esa integración? -Tiene varios componentes.

El diseño de las nuevas estaciones del Metro debe incluir espacios para que cada modo se estacione para cargar y descargar pasajeros en condiciones de seguridad. Debe haber una integración operacional para coordinar horarios, una institucional, que quizás es la más complicada, pero pasaría por tener una autoridad coordinadora y una tarifaria, que la gente pueda con un mismo boleto acceder a todo el sistema.

-Esos planteamientos no están tan presentes en la propuesta del ministro. -En la presentación no hizo mucho énfasis, pero sí están.

Están expuestos en las mismas inversiones que hace el Metro con la Línea 5, como los estacionamientos disuasorios, como hay en Los Teques, que ya se quedaron cortos. También podría iniciarse el ordenamiento del transporte público superficial, sin esperar la flota nueva.

-Los elevados fueron el centro del primer anuncio del ministro y aquí, como en muchas ciudades, han generado polémica. -Los elevados son un asunto sobre el que es difícil conversar. Se me parte el corazón entre urbanista y transportista. Los elevados tienen un efecto barrera. Toda la literatura de urbanismo lo dice. No sólo los elevados, las autopistas elevadas, los metros elevados como el de Medellín o el de Maracaibo. Puede existir una necesidad de vías a desnivel, que pueden ser deprimidas o elevadas. Pero todo lo que es subterráneo es mucho más caro.

-¿El de Los Dos Caminos es un elevado necesario? -Sobre ese caso específico no tengo conteos peatonales ni de vehículos para saber lo que se debería hacer, para saber si es un mal necesario. Hay cuestiones que se pueden solucionar cambiando los programas de los semáforos.

Cuando hay intersecciones complicadas y los tiempos de cola son tan largos, se necesita un paso a desnivel, pero debes atender también la circulación de peatones. Habría que preguntarse si con todo el proyecto que se tiene para La Carlota, eso es conveniente.

No sólo se debe buscar la solución parcial de la intersección, sino verlo en contexto.

-Usted dirigió el Instituto Metropolitano de Transporte, ¿cómo debería ser la autoridad única del sector? -Hay dos niveles en el Área Metropolitana, la de los 5 municipios y la de los 17 municipios que tienen relaciones funcionales. Es muy grande la cantidad de viajes que se hacen desde las afueras a Caracas, en colas larguísimas, que cada día comienzan más temprano y terminan más tarde. Tenemos un marco legal que incluye la Ley de Sistemas Metropolitanos de Transporte, Ley del Distrito Metropolitano a Dos Niveles y la Ley Orgánica de Régimen Municipal que habla de las mancomunidades. Por la vía de la mancomunidad se puede integrar el transporte en Caracas. Existió una entre el Distrito Sucre y el Distrito Federal, pero podías adherirte si querías y no tenía recursos.

Se necesita poder y dinero.

Otra vía es crear algo distinto, una nueva ley, como la que propuso El Troudi. Pero con nuestro marco legal ya podríamos coordinar.

-¿Es optimista con esos planes? -Las cosas se pueden hacer.

Hay mas dinero por el ministerio y el Metro, a El Troudi sólo le faltaría tener la Alcaldía Metropolitana. Caracas es una ciudad de fácil lectura, las soluciones no son tan complicadas. Hay cantidad de documentos con las mismas propuestas que presentó El Troudi, aunque la ciudad ha evolucionado y tenemos más líneas de Metro. La coordinación de las intervenciones, a través de una autoridad, brindaría coherencia. El de Caracas no es un problema de infraestructura física, sino de mejoras en el transporte público, que es lo que mueve más gente en la ciudad, y de darle espacio a los desplazamientos a pie, que son muchísimos. No se pude obviar el mar de gente que camina entre Chacaíto y el Tolón, entre El Recreo y Colinas de Bello Monte o entre Antímano y Macarao. Hay que mejorar las condiciones para esos desplazamientos.