• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Restringen cada vez más el paso por Miraflores

En la esquina de Bolero instalaron barreras metálicas para controlar el paso de peatones | William Dumont

En la esquina de Bolero instalaron barreras metálicas para controlar el paso de peatones | William Dumont

Quienes viven cerca del palacio de gobierno sufren por los continuos cierres de las calles y avenidas aledañas. La presencia militar no ha disminuido la inseguridad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Vivir en las adyacencias del despacho del Presidente de la República debería tener sus beneficios; sin embargo, a los vecinos del Palacio de Miraflores cada vez se les dificulta más encontrar aspectos positivos a la cercanía con la sede del Poder Ejecutivo. Prohibiciones de paso durante la noche, barreras que impiden el tránsito de peatones y carteles que enumeran reglas para poder movilizarse son algunas restricciones que deben acatar quienes circulan por la zona.

En cada una de las esquinas de la sede de la Presidencia, el Palacio Blanco y la Guardia de Honor hay apostados militares que custodian el área, pero, paradójicamente, los residentes no consideran que eso signifique menos delincuencia. “La seguridad no existe. Los militares no actúan cuando ocurre un robo, por ejemplo, porque dicen que esa no es su competencia”, afirmó Teodora Almeida, quien ha vivido en la zona por más de 30 años.

Las barreras alrededor de Miraflores también afectan la movilidad. En el área se observa nueva señalización: zona de seguridad, vía cerrada, silencio o prohibido circular sin casco son algunos de los mensajes de advertencia.

El tránsito en la entrada de la avenida Urdaneta está restringido de lunes a viernes, de 10:00 pm a 5:30 am. Feriados y fines de semana cierran la calle desde las 8:00 pm hasta las 6:30 am.

Quienes se movilizan en vehículo no son los únicos que deben acatar la prohibición. En ambos lados de las aceras de la esquina de Bolero instalaron unas barreras metálicas negras. Un funcionario de seguridad las abre y cierra a medida que pasan los transeúntes.

“Trancan la calle por cualquier cosa. Cada vez que eso sucede no hay como entrar o salir. En una oportunidad me tomó varias horas llegar en camioneta de la esquina del Guanábano, en la Baralt, hasta la esquina de la Ceiba –detrás de Miraflores– porque habían cerrado la calle. A pie podría haber tardado 10 minutos”, señaló Giovanni Durán.

A las trancas sin explicación se unen las protestas semanales de quienes intentan hacer llegar sus reclamos directamente al jefe del Estado. Mirlenis García tiene un mes trabajando en un comercio cercano y lo que ha observado no le gusta: “Se ve mucha gente pasando trabajo. La policía los maltrata y ni siquiera les dan tiempo de empezar a manifestar, justamente para evitar que tranquen la vía”.

Puntos a favor

La limpieza del área por el paso constante del aseo fue el punto de coincidencia en lo positivo. “Constantemente barren las calles”, sostiene Durán.

Para Andrés Ostos, que ha vivido en la zona por más de 10 años, la cercanía con los poderes públicos es una ventaja. Difiere de sus vecinos en el tema de la seguridad: “Por aquí se han acabado los crímenes porque la presencia de los militares impone respeto. Son más los pro que los contra, porque al final en Caracas cola hay en todas partes”.

Lugar de pernocta

La construcción del Palacio de Miraflores empezó cuando Joaquín Crespo ejercía la Presidencia de la República en 1884, a cargo del ingeniero italiano Orsi de Montbello. Sin embargo, el primer mandatario que la utilizó como residencia presidencial fue Cipriano Castro, en 1900.

Guillermo Durand, cronista de Caracas, recuerda que se construyó en un sector conocido como La Trilla, donde había una pequeña bodega y un sitio para sembrar flores. “Fue después de la década de los cincuenta que se convirtió en residencia presidencial. Todos los presidentes de la era democrática han pernoctado allí”.

Durand explica que el nombramiento de Miraflores como Zona de Seguridad ocurrió en 2002: “Se buscó darle mayor protección. Antes de eso se tomaban previsiones normales de seguridad y se restringía el paso en situaciones especiales. Pero ese tipo de medidas es normal, si se toma en cuenta que allí está el Presidente de la República y es donde se realiza el Consejo de Ministros”.