• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Refugios de motos no deben permanecer solos

En el refugio de Catia hay un puesto de comida rápida | Foto: Alex Delgado

En el refugio de Catia hay un puesto de comida rápida | Foto: Alex Delgado

Representantes de gremios motorizados coinciden en que las estructuras deben tener vigilancia y estar acompañadas de comercios 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las normas para el uso de los refugios de motociclistas están a la vista en los albergues para que los motorizados no obstruyan las vías rápidas cuando llueve. Las ventas ambulantes y trabajos de mecánica están prohibidas. Sin embargo, gremios motorizados coinciden en que estos no deben ser lugares destinados a protegerse únicamente del mal tiempo.

Motogrúas, comercios como areperas o café Venezuela y caucheras son algunas de las actividades que proponen para los refugios. Elio Amundaray, coordinador de la Fuerza Motorizada de los Altos Mirandinos, indica que esos sitios no deben quedar abandonados: “Si los dejan solos los indigentes los agarran”.

De eso hay un antecedente. El primer refugio instalado a finales del año pasado en la autopista Francisco Fajardo, frente a la Universidad Nacional de la Seguridad, en Catia, fue ocupado durante meses por indigentes y ahora es sede de un puesto de comida rápida. Se prevé que con la incorporación de esas estructuras al Plan de Movilidad de la Gran Caracas este refugio sea remodelado para ampliarlo, alargarle el techo y completar las rampas de entrada y salida de las motos. Jesús Puche, vigilante del lugar, indicó que cuando llueve es utilizado por los motociclistas. Pese a su presencia, un hombre borracho dormía en el banco dispuesto para los motorizados.

La Asociación Nacional Frente Motorizado Franco Arquímedes coincide en la petición de ejecutar actividades complementarias. Alexis Tovar, coordinador del frente, afirmó que no quieren que sea una estructura muerta. Añadió que además de los comercios sería pertinente difundir mensajes de educación vial.

Tres hombres se encargan de custodiar el refugio de Plaza Venezuela. “Evitamos que se quede gente a dormir, el consumo de drogas, las ventas y que se roben el ornato. El jueves, cuando llovió fuerte, hasta 80 motorizados se resguardaron aquí”, aseveró Yorman Castillo, uno de los vigilantes.

Pendiente La Araña

Uno de los motorizados que coordina el proyecto, que prefirió no dar su nombre, indicó que la propuesta entregada al ministerio incluye servicios como motogrúa y caucheras. “Eso lo vamos a debatir en mesas de trabajo con el MTT. El gremio es protagonista, cada organización debe dar su propuesta”.

Ayer iban a inaugurar los refugios bajo el distribuidor La Araña, pero la actividad fue pospuesta por el simulacro electoral. Allí cada sentido puede albergar hasta a 180 motorizados.

Hoy deberían empezar las obras para el refugio de La Urbina. Luego seguirán en los distribuidores La Fuente, Antímano y Mamera.