• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Refugiados viven desde hace tres años en anexo de Cantv

Afectados por las lluvias de 2010 pidieron al gobierno central la adjudicación inmediata de las casas que les prometieron

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un grupo de damnificados, refugiados en el anexo del edificio de la Cantv en Los Cortijos de Lourdes, cerró la tercera transversal de la urbanización por más de cuatro horas para exigir su reubicación en viviendas dignas.

Isla González, afectada, informó que 46 familias procedentes de Caricuao y el barrio San Blas de Petare permanecen en el referido centro desde 2010.

"Nos querían reubicar en unas viviendas de Charallave, pero tenemos nuestra vida hecha aquí. Después nos dijeron que nos mandarían a Mariches, y no pasó nada. Queremos que venga el ministro de Vivienda, Ricardo Molina, y nos dé respuestas", dijo.

Narela Bello, otra de las refugiadas, manifestó que de no tener respuesta a sus solicitudes cerrarán vías principales, como la autopista Francisco Fajardo.

"Los padrinos del refugio, el ministro de Ciencia y Tecnología, Manuel Fernández, y Juan Villegas, encargado designado por la Cantv, no han hecho nada. Ya estamos cansados, allí adentro hace mucho calor. No todos tienen ventanas y están encerrados en ese aire viciado", indicó.

El grupo de manifestantes también denunció que una docena de familias fue borrada de los sistemas de adjudicación de casas de la Gran Misión Vivienda Venezuela y que, pese a que han hecho las gestiones para su reinserción, no han sido incluidas en el censo.

"Ya tenemos dos años que no aparecemos censados. Nos hacen promesas y no aparecemos. Es como si yo no estuviera damnificada. Siempre nos engañan, no podemos seguir en esta mentira", señaló Yucelis Cuello.

La protesta, que obstruyó la tercera transversal de Los Cortijos, afectó la circulación de vehículos por la zona, así como la salida y entrada de los edificios de El Nacional , el Club Los Cortijos y la Fundación Polar, entre otras empresas. Los manifestantes se retiraron después de que un funcionario del Ministerio de Vivienda se comprometió a atender sus reclamos.