• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Refugiados de Fabricio Ojeda son amenazados de muerte por colectivos armados

Los grupos irregulares imponen a los ciudadanos qué y cuándo comprar en el Mercal de la zona | Foto: Twitter

Los grupos irregulares imponen a los ciudadanos qué y cuándo comprar en el Mercal de la zona | Foto: Twitter

Yoselin Buelva, presidenta del Frente Revolucionario de Mujeres Unidas por Venezuela, pide un procedimiento de la OLP para desalojar a los miembros de estos grupos irregulares

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los habitantes del refugio Núcleo Endógeno Fabricio Ojeda, ubicado en el sector Gramoven de Catia, trancaron este lunes la avenida La Cortada por los constantes abusos que reciben por parte de colectivos armados.

Denuncian que son víctimas de amenazas de muerte y que deben pagar altas sumas de dinero para vivir en los cubículos.

Estos sujetos portan libremente armas de guerra y no permiten el ingreso de fuerzas de seguridad del Estado.

Yoselin Buelva, presidenta del Frente Revolucionario de Mujeres Unidas por Venezuela, resaltó que se han hecho denuncias ante la Fiscalía pero no ha habido una respuesta concreta. “Solamente se pronunciaron cuando este grupo armado agredió al hijo de una señora”, dijo.

Indicó que los miembros de la comunidad solicitan que se haga un procedimiento de la Operación de Liberación del Pueblo (OLP) en el refugio para desalojar a los miembros de estos grupos irregulares.

En horas de la madrugada, la comunidad fue víctima de otro hecho de violencia. “Se robaron las cosas de una señora que había salido porque su mamá está hospitalizada. Rompieron la puerta y la reja”, detalló una habitante del refugio.

Buelva sostiene que se mantendrán en protesta hasta que una institución del gobierno acuda al lugar y atienda sus solicitudes.

“A mí me tienen amenazada de muerte. Fui al Cicpc y al Ministerio Público para hacer la denuncia”, agregó.

La presidenta del Frente Revolucionario de Mujeres Unidas por Venezuela denunció que los colectivos también imponen a los ciudadanos qué y cuándo comprar en el Mercal de la zona.

“Ellos compran lo que quieren en el Mercal y no nos dejan entrar. A partir de las 2:30 am comienzan a repartir los números y nos piden la cédula. Eso es una ilegalidad. Verifican a la gente como si fueran órganos de seguridad”, aseveró la vocera.