• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Recomiendan reforzar medidas de seguridad en terminal Río Tuy

Incendio en el terminal Río Tuy en Plaza Caracas / AVN

Ayer el terminal operó normalmente a pesar del incendio del martesLos extintores de incendio sólo están disponibles en las oficinas / AVN

El incendio en la estación de pasajeros, en el centro de Caracas, dejó en evidencia la falta de prevención

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los empleados del Consejo Nacional Electoral se lanzaron en minutos con extintores para apagar el fuego del vecino terminal Río Tuy. Yasmine Ahumada, vendedora en uno de los comercios que están en la parte superior de la estación de pasajeros, contempló la escena con asombro: “Parecían rescatistas. La gente común colaboró en el control de las llamas. Muchos actuaron de manera organizada”. 

Pese a la colaboración de las personas, en Río del Tuy no estaba a la mano la mayoría de los extintores de incendios según trabajadores. “Nuestros equipos se guardaron en la oficina de administración debido a que frecuentemente son robados. El incendio fue muy rápido. Sin embargo fue controlado a tiempo y no hubo mayores incidentes”, dijo Manuel Rondón, fiscal de autobuses en el terminal.

El incendio, que ocurrió el martes al mediodía, se produjo por una supuesta fuga de gasolina en un autobús y alcanzó un rústico marca Jeep, modelo Land Cruiser. No se registraron víctimas debido a que la unidad que se quemó estaba vacía.

De acuerdo con algunos trabajadores del terminal de pasajeros hay antecedentes de descuido en unidades de transporte. “Ya se han generado alarmas por conatos de incendios en otras dos oportunidades debido al descuido de autobuses. Hace falta mayor monitoreo”, señaló un empleado que no se quiso identificar.    


Problemas a fondo. Además de déficit en los equipos, existen otros factores que ponen en riesgo a la estación de pasajeros. Celia Herrera, presidenta de la Sociedad Venezolana de Ingeniería de Transporte y Vialidad, considera que el terminal Río Tuy se construyó en un área inadecuada: “Eso antiguamente fue un estacionamiento con espacios cerrados y menor frecuencia de uso. Ahora tiene más circulación y otros requerimientos”.

Los extractores de aire son otra preocupación en la estación de pasajeros. Ahumada asegura que en los primeros meses de operaciones en el sitio se hacía insoportable el olor a combustible y gases: “Eso sucedió al principio, pero luego mejoró y ya casi no pegan malos olores”.

El concejal metropolitano Luis Velásquez denunció en septiembre de 2011, a pocas semanas de la inauguración del terminal, que los gases tóxicos se acumulaban en el lugar debido al “inadecuado funcionamiento” de los extractores de aire.  

Herrera considera que se debió realizar un plan de acondicionamiento del espacio para convertirlo en terminal: “Supongo que ocurrió así. Es obvio que al aumentar la frecuencia de entrada y de salida de vehículos en un sitio, entonces tendremos más gases contaminantes. También se deduce que los vehículos deberían contar con suficiente capacidad para actuar ante incidentes. Por el incendio del martes e incluso debido a las experiencias de las lluvias, el terminal ha evidenciado algo de vulnerabilidad y falta de preparación”.

A pesar de haberse colocado un sistema de GPS en más de 800 unidades del terminal y supuestamente contar con dotación contra incendio, algunos conductores aseguraron que no tienen equipos suficientes ante emergencias.


En funcionamiento

El terminal Río Tuy funcionó ayer pese al incendio del martes. El fuego solamente afectó el sistema de iluminación de un área de la estación de pasajeros, de acuerdo con los trabajadores. El incidente parece no haber ahuyentado a los clientes. Ayer en la mañana se agrupaban en varias filas personas para montarse en los autobuses. En el sitio operan en promedio 1.000 unidades de transporte entre 4:30 am y 10:30 pm. “No supe que hubo un incendio. Tampoco lo sospechaba porque no dejó de funcionar, aparentemente”, dijo Lilibeth Correa, una pasajera.

Dilia Guerrero, otra usuaria, cree que debió tomarse un tiempo para inspeccionar el terminal: “Hay que revisar a fondo si hubo daños para no colocar en riesgo a nadie”. Algunos conductores calificaron el incendio como algo fortuito que no ameritó suspensión del servicio.