• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Reclaman ineficiencia y escasez de líneas de autobuses en Baruta

16 cooperativas de mototaxistas se unieron para manifestar | Omar Véliz

En horas de la madrugada, después de que la policía los obliga a irse, regresan y colocan canciones de cuna a todo volumen | Omar Véliz

Esperan hasta dos horas por los vehículos que van a Chacaíto y El Silencio. Falta de fiscales en las paradas y la negativa de los choferes a aceptar el pasaje estudiantil causan incomodidad a los usuarios

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los habitantes del Casco Histórico de Baruta suelen esperar hasta dos horas cada mañana la llegada de los autobuses que los trasladarán hasta El Silencio y Chacaíto, y en las tardes se ven obligados a invertir el mismo tiempo para regresar a sus hogares.

“Las camionetas que van a El Silencio pasan con más frecuencia, pero las de Chacaíto se tardan mucho en llegar a las paradas. Pueden pasar hasta 20 minutos mientras se va una y llega otra. Cuando hay más de una unidad de transporte público es necesario esperar que una se llene completamente para que comience a circular por la ruta. Todos los días se pierde mucho tiempo en eso”, dijo Johangely Bolívar, residente del sector.

De acuerdo con Juan Manuel Loero, presidente de la Unión de Conductores Las Minas-Chacaíto, en el municipio Baruta trabajan 18 organizaciones de transporte urbano e interurbano, de las cuales 3 prestan servicio hacia Chacaíto y otras 3 hacia El Silencio. La línea que preside Loero cuenta con 110 autobuses.

Lismar Ramos, directora de Transporte y Vialidad de la alcaldía, explicó que la lentitud del servicio no se debe a la cantidad de unidades que hay en las líneas, sino al tráfico en el área metropolitana de Caracas.

“A veces los choferes pasan dos y tres horas en cola. Los vehículos pueden estar atrapados desde las 6:00 am hasta las 9:00 am en una vía pública. A los transportistas les cuesta mucho llegar a Chacaíto”, indicó Ramos.

Desorganización

La poca frecuencia con que pasa el transporte público por las paradas no es la única queja de los usuarios. En el listado de reclamos también destaca la falta de fiscales de tránsito en las paradas de autobuses, pues consideran que es vital organizar a los conductores en los cruces para que no se fomente más anarquía de la existente, así como llevar el control de las unidades que abordan pasajeros en las paradas.

“Normalmente no hay fiscales, por eso uno no tiene nadie a quien reclamarle por los retrasos de las camionetas ni por la gente que se colea”, explicó Bolívar.

Carlos Caldero, habitante de la zona, afirma que los fiscales sólo están a partir de las 5:00 pm, pero en lugar de representar una mejora para el servicio, lo empeoran. Expresó que a partir de las 7:00 pm no se presta servicio hacia El Hatillo, por lo que las colas de quienes se dirigen a ese municipio y a Baruta se unen.

Sin respetar pasaje preferencial

A pesar del acuerdo entre los transportistas y el Gobierno nacional de subsidiar el pasaje preferencial a personas de la tercera edad y a estudiantes, muchos usuarios se quejan de que no se cumple.

En el caso de los estudiantes, el convenio garantiza que se cancela sólo 30% del pasaje municipal y 40% si la ruta es intermunicipal. Sin embargo, la queja constante es que los conductores de las líneas de transporte no reconocen ese beneficio y exigen a los jóvenes que paguen el pasaje completo.

Juan Manuel Loero, presidente de la Unión de Conductores Las Minas-Chacaíto, asegura que muchos choferes desconfían de la legitimidad del carnet estudiantil porque es muy sencillo falsificarlos o comprarlos para disfrutar de sus beneficios.

“Creo que la mejor manera de controlar los precios de los pasajes y garantizar que los estudiantes gocen de su subsidio es que se implementen tarjetas inteligentes para todos, de manera que Fontur sea el encargado directo de esos trámites”, opinó.