• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Rechazan construcción de clínica en La Boyera

Vecinos de la Boyera rechazan la construcción de la clínica privada / Leonardo Guzmán

Vecinos de la Boyera rechazan la construcción de la clínica privada / Leonardo Guzmán

El terreno de la avenida 1, que tiene 4.280 metros cuadrados, ha sido sometido a varios procesos legales. Vecinos consideran que se deteriorará su calidad de vida

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En un terreno de la avenida 1 de La Boyera, que es baldío y está cubierto de maleza, se proyecta la construcción de una clínica de seis pisos y cuatro sótanos. Pese a que aún no ha comenzado la obra, los vecinos rechazan las intenciones de hacerla. Varias organizaciones señalan que con ese centro de salud se deteriorará la calidad de vida de los habitantes de la urbanización.

Mireya Betancourt, presidente de la Asociación de Propietarios y Residentes de la urbanización La Boyera, indica que no es adecuado construir un inmueble de esas dimensiones en una zona residencial –allí habitan más de 600 familias–. Apunta que, entre otras cosas, se colapsará la entrada y salida de vehículos.

Enrique Arencibia, vicepresidente de la organización vecinal, agrega que habrá problemas con los servicios básicos. Para él, no es necesaria una clínica en esa avenida, pues está muy cerca del Centro Médico Docente La Trinidad. Además, dice, se prestarán servicios de medicina robótica –para atender casos de traumatología, oftalmología y otras especialidades–. “Es decir, si una persona tiene un infarto, de nada le servirá que el centro de salud esté allí”.

Rosa Fermín, integrante de la asociación de vigilancia, afirma que la parcela –que tiene 4.280 metros cuadrados– está afectada por la inestabilidad. Hay torrenteras, dice, que pasan bajo el terreno y lo debilitan. “Si construyen ese edificio tan grande, esta calle se puede venir abajo”. Señala que podría afectarse la estructura del templo que se encuentra al lado.

Los vecinos aseguran que ese proyecto no fue aceptado por la comunidad. Kyra Tortello, habitante del sector, señala que en una asamblea realizada en octubre de 2010 se rechazó la propuesta, justamente por considerar que traerá más daños que beneficios.

Asuntos legales. Las protestas de los vecinos comenzaron hace un par de años. Arencibia –que es abogado– explica que las discusiones por la zonificación del terreno empezaron en la década de los sesenta.

Después de varios procesos legales –en los que se perdió el carácter público que tenía el terreno–, el Concejo Municipal de El Hatillo determinó, en 1996, que el uso de la parcela era asistencial privado. En 2011, después de una petición de los residentes, esa instancia municipal decidió revocar la decisión. Por lo tanto, no se podría construir la clínica.

Eduardo Battistini, vicepresidente de la Cámara Municipal de El Hatillo, explica que el organismo consideró que se había dado una zonificación incorrecta en 1996. Por eso comenzó el proceso de consulta en catastro. Antes de que se asignara una clasificación residencial, la empresa Servicios Asistenciales El Hatillo pidió una medida de amparo.

Arencibia recuerda que el amparo fue negado por el Juzgado Tercero en lo Civil, Contencioso y Administrativo, por lo que no se podía construir en el terreno. Sin embargo, en diciembre de 2012 el recurso fue aceptado por el juzgado segundo.

Desde entonces, los vecinos volvieron a preocuparse.

La semana pasada entregaron una carta en esa instancia para expresar su rechazo y en los próximos días realizarán protestas. “Esto no es negociable. La respuesta de los vecinos es que no queremos la clínica allí”, dice Betancourt.

Salidas

Eduardo Battistini, vicepresidente del Concejo Municipal de El Hatillo, considera que la clínica se debe edificar en otro lugar. Héctor Catalán, presidente de la Comisión de Urbanismo, Salud y Ambiente de esa instancia, opina lo mismo. Señala que debe haber acuerdos para encontrar otro terreno en el que se pueda construir sin afectar a los vecinos. Agrega que el proyecto se debe someter a consulta pública.