• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Proyectos para estudiantes van por el carril lento

La construcción de la ciclovía ha originado accidentes de tránsito | Ernesto Morgado

La construcción de la ciclovía ha originado accidentes de tránsito | Ernesto Morgado

No hay fecha planificada para la inauguración de las residencias Los Andes ni de la ciclovía para transitar de allí a la UBV. Reanudan trabajos en la ruta para ciclistas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El perímetro de las residencias Los Andes, en Plaza Venezuela, está cercado. De la reja para adentro se observan obreros que trabajan a paso raudo, bloques apilados y tierra. De la reja para afuera no hay ni rastro de la ciclovía permanente que debe interconectar el edificio con las universidades Central de Venezuela y Bolivariana.

Ambos proyectos deben ser inaugurados juntos. Inicialmente se pensó que podría ser para septiembre, luego se asomó diciembre como fecha de inauguración. Ahora no hay fecha específica para ponerlas en funcionamiento.

Los vecinos de la avenida principal de Bello Monte denunciaron que la construcción de la ciclovía permanente, de 1,5 kilómetros, estuvo paralizada casi un mes. “Desde antes de las elecciones no se hacía nada, hasta la semana pasada, cuando echaron tierra a la vía y emparejaron el terreno”, dijo Odete de Gómez, empleada en la zona.

La ciclovía tiene 3 tramos, pero los trabajos se han circunscrito a los 800 metros que colindan con el río Guaire. En Las Acacias no ha empezado la demolición de la senda.

Francisco Salazar, taxista con parada frente a las residencias, desconocía que la ruta para ciclistas iba a llegar hasta allí: “Debimos ser consultados, porque el tráfico se puede ver afectado”.

Extraoficialmente se conoció que la lentitud en la construcción de la ciclovía obedece a la falta de recursos para la ejecución.

Fase tres

Las obras en Los Andes empezaron el 1° de febrero. “Considerando que el edificio tenía alrededor de 30 años abandonado, las obras están bastante adelantadas. Es un reto arquitectónico y de construcción”, afirmó Simón Arrechider, presidente del Instituto Municipal de la Juventud de la Alcaldía de Libertador.

La obra se propone la recuperación de 1.074 metros cuadrados del edificio. Arrechider explicó que cumplen la tercera fase del proyecto: “Primero se hicieron las inscripciones por Internet, luego se entregaron los recaudos y ahora nos encontramos en la fase de entrevistas para seleccionar a los 657 estudiantes que ocuparán la residencia”. Para vivir en el edificio se postularon 1.500 personas de varios estados.

Los jóvenes se han involucrado en la puesta a punto del edificio. Cada sábado realizan jornadas de trabajo voluntario para limpiar los pisos y trasladar el mobiliario.

“Los servicios eléctricos y de agua están instalados. Restan detalles, como las manillas de las puertas, piezas sanitarias, pintura y los balcones”, dijo.

Accidentes

El proyecto de la ciclovía permanente incluía el replanteo de la avenida principal de Bello Monte. Redistribuirían los canales de modo que quedaran dos en dirección a los estadios de la Universidad Central de Venezuela y uno hacia Bello Monte.

La reducción de un canal preocupa especialmente a los vecinos. Antes de que echaran la tierra para emparejar el terreno, dicen haber visto que vehículos caían en la zanja hecha en la calzada. Ahora que la vía está al mismo nivel, Gerardo Peñaloza, dueño de un kiosco, ha observado que los conductores estacionan los carros allí, a la altura de la Comisión de Administración de Divisas.

Ana Rivera, vecina de Bello Monte, sostiene que la construcción ha traído inconvenientes en el tránsito: “Por lo estrecho de la vía hemos presenciado que los vehículos chocan entre sí por los lados. Además, los apartamentos están llenos de tierra y todo el mundo tiene gripe”.

Pese a los inconvenientes, también hay quienes aplauden la construcción de la ciclovía: “Es positivo que fomenten formas distintas de movilidad. Eso permitiría agilizar los traslados y le da mayor seguridad a los ciclistas”, opinó María Pérez, que trabaja en Bello Monte.