• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Protestas continuaron con conflicto en Hospital de Niños

Los enfermeros decidieron salir a la calle para dar a conocer sus exigencias | Foto: José Pacheco

Los enfermeros decidieron salir a la calle para dar a conocer sus exigencias | Foto: José Pacheco

Cerca de 2.250 trabajadores de la salud de todo el país reclaman ser incluidos en la nómina del Min Salud

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un grupo de enfermeros contratados y suplentes del Hospital J. M. de los Ríos cerró el paso por la avenida Vollmer para exigir al Ministerio de Salud su inclusión como personal fijo de ese despacho, reclamo que está pendiente desde hace ocho8 años.

Aunque el cierre de calle fue llevado a cabo en San Bernardino, los reclamos son comunes para 2.250 trabajadores de la salud en todo el país. De hecho, la protesta es la segunda en menos de una semana. El jueves pasado enfermeros del Hospital Miguel Pérez Carreño también protestaron por problemas laborales, entre ellos la solicitud de asignación de cargos fijos. Una semana antes en el Hospital Leopoldo Manrique Terrero de Coche también hubo protestas por la falta de insumos y por los retrasos en el cumplimiento de reivindicaciones laborales.

Pablo Zambrano, vocero  del Movimiento Autónomo Independiente de Trabajadores del Sector Salud, denunció que alrededor de 750 trabajadores del Distrito Capital esperan respuesta de la ministra Eugenia Sader desde hace varios años.

“Ellos ganan menos del salario mínimo sin beneficios. Los trabajadores que salen jubilados son dejados en la nómina, lo que impide el ingreso de  suplentes y contratados”, señaló.

El dirigente explicó que los profesionales no poseen seguro

de hospitalización, cirugía y maternidad, perciben un porcentaje menor por concepto de bono de alimentación y en algunos casos no cotizan seguro social. También denunció la impuntualidad en los pagos. Recordó que el contrato colectivo está vencido desde el año 2001.

Ilenis Romero, enfermera del hospital de niños con más de 4 años como suplente, dijo que el personal contratado y suplente suple las faltas de los titulares, pero el ingreso que devengan por las mismas funciones y horario es mucho menor.

“Yo tengo cuatro años como suplente y cuatro años como contratada. Queremos nuestros cargos y que venga la ministra de Salud, porque nunca nos dicen nada. Somos padres y madres de familia”, expresó.

En el Hospital Miguel Pérez Carreño la situación de los trabajadores de la salud sin cargo fijo es similar.

“A veces cobran 1.000 bolívares quincenales y los tickets de alimentación no se los pagan completos. Con eso no come nadie”, expresó una enfermera que pidió el resguardo de su identidad.


Crisis profesional. El Colegio de Enfermeros de Caracas informó que las irregularidades en los acuerdos contractuales del Ministerio de Salud también afectan a los profesionales con puestos fijos.

“El ministerio cerró la creación de los nuevos cargos. Pensábamos que el año pasado pedirían presupuesto para la creación de los cargos, pero no se hizo. Esos reclamos se han hecho con frecuencia y ocurren en todos los hospitales del Ministerio de Salud”, declaró Ramón Agüero, presidente del gremio.

El dirigente destacó además que los reclamos de los enfermeros por ajustes salariales abarcan todos los niveles. Señaló que el sueldo básico de un enfermero alcanza los 2.650 bolívares. Solo en algunos casos, de acuerdo con el número de primas que devengue, puede llegar a ganar 4.400 bolívares al mes. Denunció la falta de un escalafón que diferencie los años de experiencia laboral y la carga horaria de los profesionales.

“El enfermero que ingresa como nuevo a un hospital y el que tiene 30 años de servicio tienen el mismo salario. No hay escala salarial”, enfatizó.


Larga huelga

Los enfermeros del país han librado una lucha larga por lograr mejoras salariales. En marzo de 2011 varios trabajadores se sumaron a una huelga de hambre en Carabobo, Mérida, Guárico, Aragua y Zulia. La protesta duró cerca de 20 días. Entre las solicitudes estaba la aprobación de una escala salarial por antigüedad, el pago de la jornada laboral dominical y el ajuste del salario que en ese momento era de 1.400 bolívares.  

Ramón Agüero, presidente del Colegio de Enfermeros, informó que a la lista de reclamos de hace tres años se sumó la urgencia de ajuste por la devaluación de la moneda en 46% y las denuncias de acoso laboral en la Maternidad Santa ana y el hospital Pérez Carreño.

“Nos declaramos en asamblea permanente para revisar todos los hospitales y llevar todas las denuncias otra vez a la Defensoría del Pueblo y la Fiscalía.  No descartamos tomar medidas de calle en los próximos 15 días si no recibimos respuesta”, expresó.