• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Pocos monumentos hablan de la memoria prehispánica

Morón indicó que el reconocimiento a los indígenas sólo está soportado en el papel y no en la práctica.

Morón indicó que el reconocimiento a los indígenas sólo está soportado en el papel y no en la práctica.

Se cumplen 11 años del decreto que bautizó la fecha como Día de la Resistencia Indígena

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Once años después de la promulgación, por orden del presidente Hugo Chávez, del 12 de octubre como Día de la Resistencia Indígena, con la intención de cambiar la imagen colectiva sobre la fecha, quien busque algunas señales de esa nueva memoria en la urbe conseguirá pocos cambios.

A sitios donde tradicionalmente pueden verse bustos conmemorativos de la historia indígena, como la plaza El Indio de Chacao, por ejemplo, se han sumado el pedestal de Guaicaipuro, que se levantó en El Calvario en 2011, o el Museo Ambiental de La Pira, que inauguró en 2008 el entonces alcalde metropolitano Juan Barreto, en la autopista Valle-Coche. Allí se exhiben los bustos de 14 caciques venezolanos, pero la carencia de una pasarela peatonal hace que sea un sitio de difícil acceso para cualquiera que quiera visitarlo.

La plaza Tiuna, en la parroquia San Pedro, es otro ejemplo de los monumentos indígenas tradicionales en la ciudad. Aunque ayer una cuadrilla de obreros municipales continuaba realizando los trabajos de remodelación que comenzaron hace dos meses, eso no impidió que la Alcaldía de Libertador anunciara que tiene previsto realizar un acto público para conmemorar el Día de la Resistencia Indígena.

Efraín López, visitante del Paseo El Calvario en Caracas, sí es partidario de calificar la efeméride como un día en que los nativos fueron masacrados y humillados por los colonizadores europeos, quienes, a su juicio, sólo causaron destrucción y se apoderaron de las riquezas naturales.

Al igual que López, el estudiante Ernesto Villalta afirma que los habitantes originarios de Venezuela son los protagonistas del acontecimiento. “Es un día que conmemoramos por la resistencia y valentía de nuestros indios”, agregó de manera tajante.

Sin embargo, Victoria Molina, residente del municipio Chacao, asegura que dentro de su imaginario la fecha sigue siendo la del día en que La Pinta, La Niña y La Santa María llegaron a territorio desconocido.

Cambio cultural. Ronny Velásquez, antropólogo y lingüista de la Universidad Central de Venezuela, sostiene que antes del Día de la Resistencia, oficializado en Gaceta Oficial 5605 de fecha 10 de octubre de 2002, la memoria indígena del país era muy escasa.

Velásquez cree que  la Constitución de 1999 despertó la conciencia indígena al reconocer a los aborígenes en el capítulo VIII . “Con el reconocimiento legal los indígenas ya no sienten vergüenza étnica”.

Para el historiador Guillermo Morón, el gobierno actual ha intenta destruir la memoria histórica del venezolano, para construir una nueva identidad, fundamentada en una visión reduccionista. “Nos pretenden hacer creer que Colón no existió. Las autoridades sólo buscan forrar todo hecho histórico, para convencernos de que la historia de Venezuela empezó con el presidente Hugo Chávez”, alertó.

Indicó que el reconocimiento a los indígenas sólo está soportado en el papel y no en la práctica.

Consideró que los conquistadores fueron los responsables de gestar las ciudades y todos los procesos culturales. “Son portadores de una cultura nueva, de nuestra cultura actual, que incluye el castellano como lengua”.

Visión dominante

A pesar del reconocimiento étnico y cultural, la pobreza sigue siendo un problema que atenta contra la supervivencia de los pueblos indígenas. En lugares como la autopista Francisco Fajardo, la avenida Francisco de Miranda y otras arterias viales de la capital es posible ver a mujeres de etnias indígenas que deambulan con niños mientras piden dinero. 

Ante esa situación, Ronny Velásquez, antropólogo y lingüista de la Universidad Central de Venezuela, asegura que la creación del Ministerio de Pueblos Indígenas y la presencia de aborígenes en el Parlamento busca mejoras para los aborígenes. “No se puede decir que 14 años sean suficientes para cambiar la visión dominante que tenemos desde hace 500 años”.