• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

500 taxistas trancaron Plaza Venezuela y la Francisco Fajardo por inseguridad

El tráfico estaba lento en la autopista Francisco Fajardo, sentido este-oeste, por la protesta | Foto: Antonio Rodríguez

El tráfico estaba lento en la autopista Francisco Fajardo, sentido este-oeste, por la protesta | Foto: Antonio Rodríguez

Manuel Omaña es el tercer trabajador del volante del Bloque Abraham Lincoln que es asesinado este año

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El homicidio de Manuel Omaña, de 38 años de edad, se sumó a la muerte de otros dos socios del Bloque Abraham Lincoln, ocurridos este año en Caracas. La situación motivó a aproximadamente 500 taxistas a protestar y trancar varias vías de acceso hacia Plaza Venezuela, así como la autopista Francisco Fajardo en sentido este-oeste.
Omaña fue ultimado de un disparo a quemarropa en la cara el sábado a las 5:00 am, frente al bloque 7 de la UD-2 de Caricuao. Presumen que los autores de su muerte serían los pasajeros que le pidieron una carrera. Era padre de dos hijos.
Era el socio número 027 de la Asociación Civil Taxi Tolón, que conforma el Bloque Abraham Lincoln, que además agrupa a las asociaciones civiles Taxi San Ignacio, Taxi Líder, Taxi Tolón y Taxi Abraham Lincoln. Cada una de estas líneas tiene entre 80 y 100 automóviles.
Omaña conducía un Chevy blanco, placas AGV32T. Hallaron su cadáver en el asiento posterior del auto.
La convocatoria para iniciar la protesta fue ayer a las 10:00 am. Decenas de vehículos libres exhibían en sus vidrios la frase: “No más muertes de taxistas”.
A esa hora trancaron desde Plaza Venezuela hacia las vías que conducen a la autopista Francisco Fajardo, la avenida Casanova de Sabana Grande y hacia la sede del CNE, en el edificio Caracas Teleport.
Luego, comenzaron las quejas de algunos automovilistas que tenían premura por continuar la marcha y que gritaban a los taxistas para que protestaran frente al Palacio de Miraflores, pero los manifestantes hicieron caso omiso y continuaron obstaculizando el tráfico.
Entre los conductores hubo consenso para hacer más efectiva la tranca. Decidieron cambiar el sitio y se fueron a la autopista Francisco Fajardo. La primera parada la hicieron frente al Jardín Botánico, en sentido este-oeste. A partir de allí, comenzó un marcado retraso en algunos sectores y caos en el tránsito, que tuvo repercusión hasta en la vía de Prados del Este que empalma con la autopista Francisco Fajardo.
El tráfico estaba lento en el canal contrario de la Fajardo porque los automovilistas que se desplazaban en ese sentido retardaban la marcha de sus vehículos para enterarse de lo que ocurría.

Cansados de inseguridad. Entre los taxistas estaba Cristian Velandría, presidente del Bloque Abraham Lincoln, que justificó la tranca de las vías. Señaló que los taxistas están cansados de la inseguridad y que a diario roban a 4 o 5 socios o afiliados. Para ellos, las zonas más peligrosas son la vía Valle- Coche, Antímano, Caricuao y el centro de la ciudad: “Queremos ser escuchados. Tenemos que hacernos sentir y por eso trancamos la autopista”.
Indicó que quieren que el ministro de Interior y Justicia, Néstor Reverol, les preste atención: “Que nos ayude a solucionar lo que estamos padeciendo los del transporte. Le pedimos que se reúna con nosotros”.
Dijo que debido a la inseguridad, el caraqueño ha disminuido sus horarios y los únicos que laboran las 24 horas son los taxistas, pero por el aumento de hechos de delincuencia decidieron no trabajar de madrugada.

A paso lento. Antes de que se iniciara la protesta, Manuel Cornieles, representante del Bloque Abraham Lincoln, llegó a la morgue y dijo que este año también mataron a los socios Rafael Moreno, de 57 años de edad, el 7 de marzo, y a Huiler Hernández, de 21 años, el 12 de abril.
Señaló que hicieron la protesta por la apatía del Gobierno ante la inseguridad, e indicó que cada vez que se reúnen con las autoridades, las medidas sugeridas quedan en promesas.
La tranca frente al Jardín Botánico se prolongó por 15 minutos aproximadamente. Luego, los taxistas fueron avanzando lentamente y se detenían 5 o 10 minutos en ciertos tramos de la Francisco Fajardo para luego proseguir. Hicieron paradas en Parque Central, San Agustín y El Paraíso.
La marcha era seguida por un contingente de la Policía Nacional, que apuraba a los manifestantes cada vez que se detenían para que no hicieran pausas. Sin embargo, los conductores culminaron su protesta.
La caravana de taxis continuó su camino hasta la tercera transversal de San Martín, donde está la funeraria en la que velaron a Manuel Omaña. De allí fueron al cementerio de El Junquito, donde lo sepultaron.
Un grupo de taxistas acompañó a los familiares hasta el camposanto y otros se devolvieron desde La Yaguara para iniciar sus labores.

La Cifra

40 taxistas y transportistas han sido ultimados en la Gran Caracas en lo que va de año, de acuerdo con cifras extraoficiales. El año pasado ultimaron a 39 trabajadores del volante, y en 2010 las víctimas de la inseguridad fueron 40. Manuel Omaña, de 38 años de edad, es el último taxista asesinado en 2012. Lo mataron en Caricuao.