• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Playas del litoral se llenaron pese a lo costoso de los servicios

Temporadistas expresaron su molestia por los altos costos de las comidas y los toldos | Foto: Leonardo Guzmán

Temporadistas expresaron su molestia por los altos costos de las comidas y los toldos | Foto: Leonardo Guzmán

En La Guaira comer pescado a orillas del mar tiene un precio de entre 120 y 350 bolívares. Una parrilla mar y tierra se vende a entre 500 y 700 bolívares

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las protestas en el país y el alza de los precios no fueron impedimento para los temporadistas que el Sábado de Gloria visitaron las playas del estado Vargas. Muchos llegaron temprano a Macuto y Catia La Mar para reservar un toldo a la orilla del mar, cuyo precio oscilaba entre 150 y 180 bolívares.

En Camurí Chico, cientos de personas se apretujaban en la arena bailando al ritmo del reguetón frente a una tarima dispuesta por el Movimiento por la Paz y la Vida. Más alejados de la multitud y la música estaban Yellix Marquina y José Blacio. Viajaron desde Cúa y llegaron cerca de las 7:30 am para aprovechar el día de sol y disfrutar de un poco de tranquilidad.

Carolina Duque y su familia, quienes viajaron desde El Junquito hasta playa San Luis, afirmaron que esta temporada se vio a menos personas en comparación con el asueto de Carnaval. “No hubo nada de cola para llegar aquí”, dijo Duque.

Cuando Miguelángel Tovar y María Rubí Warner arribaron a Camurí Chico, a las 9:30 am, no quedaba sombra libre para resguardarse del sol. La basura y la “especulación” en el transporte, las comidas y las bebidas incomodaron aún más su estadía, expresaron.

Un transporte público le cobró a Cecilia Velasco 80 bolívares para trasladarla de Caracas a playa Verde, en Catia La Mar: “Para Macuto eran 100 bolívares. Me pareció un abuso”.

El incremento de los precios perjudicó la venta de alimentos y artículos playeros. Entre 120 y 350 bolívares costaba un plato de pescado y una parrilla mar y tierra estaba entre 500 y 700 bolívares.

“Ahora la gente se trae su comida preparada de la casa por los costos. En Carnaval no pasó eso. Por eso la venta ha estado regular”, señaló Raúl Navarro, dueño de un local de comida en playa Verde.

La venta de trajes de baño –que oscilaban entre 200 y 450 bolívares– también estuvo floja, indicó Odalis Sojo, comerciante de productos playeros en La Guaira desde hace 38 años. “La gente se vino con todo de casa por los precios”.