• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Piden retiro de escombros ante adelanto de las lluvias

Calle Lebrun | HENRY DELGADO / EL NACIONAL

Calle Lebrun | HENRY DELGADO / EL NACIONAL

En la calle Lebrún de Petare, comerciantes solicitan que sean recogidos los sedimentos que obstaculizan el tránsito

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Con la llegada de las precipitaciones, comerciantes y transeúntes de la calle Lebrún en Petare exhortan a los encargados de un urbanismo de la Misión Vivienda que se desarrolla en la zona a retirar de la vía pública los sedimentos que desprende la construcción. ¿El propósito? Evitar que sean arrastrados por las aguas pluviales hasta tapar el alcantarillado. Piden también a la Alcaldía de Sucre que optimice el servicio de barrido de aceras, para contribuir con la limpieza integral de esta arteria por donde circulan a diario 30.000 personas.

 Para Rosendo Frías, vecino de la zona, es necesaria la coordinación de ambos niveles de gobierno, municipal y nacional. Aunque cree que es difícil. “Cada vez que llueve esto es un desastre, pero si la alcaldía limpiara las alcantarillas constantemente y la gente de la Misión Vivienda no echara tanta tierra que al final se convierte en barro, pues no habría necesidad de hacer ninguna denuncia. En este clima de polarización política no tengo mucha esperanza de que la alcaldía se entienda con los encargados de los edificios, pero por lo menos se debe hacer el intento”.

Por pequeña que parezca la Lebrún, por esta calle bajan muchos carros que se desvían de la autopista Francisco Fajardo, provenientes de Mariches, Terrazas del Ávila, Guatire y Guarenas, para empalmar con la avenida Francisco de Miranda. José Plaza, taxista de la línea Unión de Conductores Lebrún que opera en la zona, lo confirma. Señala que está cansado de tragar polvo. “Para acá no ha llegado nadie, ningún funcionario a informar sobre la obra que ahí se levanta. Pero con la lluvia es peor: porque el lodo se compacta en los canales de circulación y eso afecta el tránsito”, dijo el conductor.

Mientras llega una solución, a María Rivas no le queda otra alternativa que limpiar religiosamente su pequeño kiosco hasta tres o cuatro veces. Depende de cuán sucia esté la calle. “Todo ese tierrero baja y llega al negocio. Por eso siempre estoy con una escoba, para mantener mi área limpia. Ojalá y ahora con la temporada de lluvias se llegue a un acuerdo”.


La respuesta. Puesto al tanto de la denuncia, José Norberto Baussón, director de Ambiente del municipio Sucre, indicó que esta semana se dirigirán a los constructores de la Misión Vivienda para proponer una solución coordinada. “Vamos a dar con los ejecutores de la obra, para evaluar la posibilidad de fijar un cronograma de recolección de los desechos que produzcan, para que no sean puestos en la vía pública. Nosotros, como alcaldía, no ganamos nada con ponernos a pelear con ellos. La intención es llegar a un acuerdo”.

Agregó que el deber ser es colocar los escombros en bolsas plásticas, hechas de material resistente. “Esos sedimentos no pueden estar en la calle. El depósito de materiales debe estar puertas adentro del urbanismo, pues de esa manera impide que la lluvia se lleve esos objetos, que terminan tapando las alcantarillas”, señaló el funcionario.

Sobre las cuadrillas de barrido, desmintió las denuncias de los vecinos y comerciantes. “Todos los días hay barrenderos. En total son 330 que pertenecen a esta dirección y se despliegan en todo el municipio”.


De vocación social

De acuerdo con información oficial, en el urbanismo se construirán 418 apartamentos y 26 locales socioproductivos como parte del proyecto de la Misión Vivienda. Trascendió que la construcción beneficiará a igual cantidad de familias que resultaron afectadas por las lluvias de noviembre y diciembre de 2010. Personal de la construcción informó que no tenía conocimiento sobre cuándo será entregada la totalidad de los apartamentos. Tampoco se precisó si cada inmueble contará con su respectivo puesto de estacionamiento.

En febrero pasado, la Dirección de Ingeniería Municipal de Sucre denunció que la calle fue cerrada para adelantar algunos trabajos sin autorización de ese despacho.