• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Piden resguardo policial para prevenir invasiones

En Corralito se activaron las alarmas/Raúl Romero

En Corralito se activaron las alarmas/Raúl Romero

Vecinos de El Cigarral instalarán una garita y controlarán el acceso de autobuses porque temen otras incursiones 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Mayor resguardo por parte de los cuerpos policiales y celeridad en su respuesta solicitaron a la Alcaldía de El Hatillo los vecinos de El Cigarral, luego de que entre el pasado viernes en la noche y el sábado en la mañana vivieran 8 horas de zozobra por la llegada de 2 autobuses con cerca de 150 personas, que entraron en la urbanización e invadieron apartamentos del conjunto residencial Terrazas de La Tahona.

Diego Cristian, vecino del sector, opinó que la reacción policial fue lenta. Si bien las patrullas de Polihatillo acudieron al llamado de los vecinos, no ocurrió igual con los funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana, que llegaron 7 horas después de notificárseles el hecho. También deploró que aunque en el sector viven cerca de 10.000 personas, esa noche no estuvieron presentes ni siquiera 200 vecinos para defender a la comunidad.

Considera que se trató de una acción programada, a juzgar por las declaraciones de una de las líderes de la invasión. “Estaban bien dateados, sabían la cantidad de apartamentos desocupados y emplearon a mujeres embarazadas y niños pequeños, sabiendo que cuentan con protección especial ante la ley”, agregó.

El oficial de Polihatillo Luis Manzanilla recordó que, cuando acudieron a atender la denuncia, hubo disparos durante 15 minutos. Señaló que los ocupantes del inmueble vacío, que pertenece a la Asociación Civil Terrazas de La Tahona y conecta con los sectores La Tahona, El Hatillo y Los Naranjos, provenían de El Valle, Mamera, Las Adjuntas, Caricuao, 23 de Enero y los Valles del Tuy. Añadió que algunos confesaron que habían ido engañados, bajo promesa de una vivienda. “Hubo mujeres que expresaron su deseo de salir del edificio, pero otras no se lo permitieron”, dijo.

Las residencias Los Jardines de El Cigarral colindan en su parte trasera con los edificios donde se registró el intento de invasión. Una vecina de ese conjunto, que pidió no ser identificada, dijo que estudian varias medidas para reforzar la seguridad, entre ellas cerrar el atajo hacia La Tahona, colocar un muro que resguarde la edificación frente al inmueble inhabitado, instalar otra vez una garita a la entrada de El Cigarral y controlar el acceso de autobuses: “Esa noche estábamos desesperados. Nos dijeron con ironía que no nos preocupáramos porque después del 15 de abril regresarían y esa vez nadie los iba a sacar”.

Medidas. La oficina de Catastro de la Alcaldía de El Hatillo se comprometió a prestar toda la ayuda necesaria a la Asociación Civil Terrazas de La Tahona, señaló Marcos Noriega, representante de esa oficina, durante una reunión realizada el lunes en el despacho de la alcaldesa Myriam Do Nascimento, a la cual asistieron los vecinos de El Cigarral. Polihatillo se comprometió a vigilar la zona.

Carlos Aparicio, uno de los propietarios del inmueble afectado, señaló que ellos organizaron la asociación civil en 2006 para construir un conjunto residencial de 144 apartamentos en El Cigarral. Como los precios de la edificación se incrementaron exponencialmente, el Gobierno resolvió intervenir la construcción 3 años después. Señala que desde entonces el inmueble quedó en el limbo y ningún ente se hizo responsable.

Temor en Corralito

IBIS LEÓN

En el sector Corralito volvió el temor de que se repitan las invasiones. Ayer, un grupo de vecinos señaló que existe la intención de invadir los terrenos ubicados al final de la carretera principal del sector.

Cinco patrullas de Polihatillo y funcionarios de la GNB se presentaron en el lugar a las 9:00 am, tras la denuncia realizada por el presidente de la asociación de vecinos de Corralito, Ellans Sánchez, informó Elinor Cones, habitante del sector. “Activamos todos los mecanismos de defensa porque no es la primera vez que intentan invadir estos terrenos. La policía municipal y la guardia nacional actuaron al momento, pero el peligro está latente”, aseguró.

Afirmó que un grupo de personas acusadas de invadir los terrenos de la empresa Roca Gas, que posteriormente fueron restituidos por sentencia del Tribunal Supremo de Justicia en 2012, organizan este intento de invasión.

Ayer, los vecinos se reunieron en el toldo del Instituto Nacional de Tierras, ubicado en el sector, para solicitar apoyo de este organismo en la vigilancia de los terrenos.