• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Piden regular consumo de alcohol en la vía pública

Personas reunidas frente a la licorería ingeriendo alcohol / William Marrero

Personas reunidas frente a la licorería ingeriendo alcohol / William Marrero

Consideran que a Polisucre se le escapa de las manos el control de la venta de bebidas en las licorerías

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Convivir en paz dejó de ser posible para los vecinos de la avenida Rómulo Gallegos, quienes exigen a las autoridades de Sucre que regulen el consumo de bebidas alcohólicas en las afueras de licorerías en Horizonte, El Marqués y la zona industrial de Los Cortijos.

Sostienen que en una ciudad tan insegura como Caracas el alcohol puede ser el detonante de hechos violentos entre personas que –a veces sin conocerse– comparten mientras beben en la vía pública. Incluso si no ocurre nada, al día siguiente una combinación de olores fétidos se propaga por la zona, pues los clientes utilizan las calles como baño público después de ingerir bebidas.

A ello se suma las colas de carros que se estacionan cerca de los establecimientos que expenden licor y la basura que queda cuando bajan las santamarías, después de las 9:00 pm. Por si fuera poco, otros clientes ponen a sonar a todo volumen los reproductores especiales de sus vehículos, para “echar un pie” en medio de la algarabía. Eso suele ocurrir los jueves, viernes y sábados, en cualquier momento del mes.

Mariano Aguiar, comerciante de Horizonte, cree que el problema escapó de las manos de las autoridades municipales, pues ha observado a policías locales que intentan mediar con quienes consumen alcohol en las puertas de las licorerías sin que se le pueda poner freno a la situación.

“Ellos insisten, pero al cabo las personas vuelven y se instalan. También he visto cómo otros licoreros los exhortan a retirarse, pero no pasa nada. Lo que más preocupa es que para acá llega gente de otras zonas, y uno desconoce sus intenciones”.

Pero advertir no es suficiente, considera Manuel Marcano, quien vive en El Marqués. “Como dueño de un local, cualquiera puede elegir a quién atiende y a quién no si no cumple con las normas. Este es un problema complejo, pues Polisucre parece que sólo se limita a supervisar si el local cierra antes de las 9:00 pm, de acuerdo con la disposición de la alcaldía”. De igual manera ocurre en la zona industrial de Los Cortijos, que amanece repleta de botellas vacías todos los sábados y domingos.

Invitan a denunciar

Yunier Bastardo, jefe de operaciones de la Policía Municipal de Sucre, señaló que en este caso el organismo debe hacerle la observación al propietario del negocio sobre que no expenda bebidas. “El problema es que ellos comienzan permitiendo que alguien se tome una o dos cervezas en las afueras del establecimiento, sin percatarse de que luego el cliente se queda. Es un problema de origen cultural. Incluso, gente del nivel medio comparte en estos términos, aun con la situación de inseguridad que hay en Caracas”.

Agregó que está presto a recibir la ubicación exacta de los locales que incumplan la norma, para mejorar las labores de patrullaje y hacer a los licoreros los exhortos que correspondan.