• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Petareños conocieron la lápida más antigua de la iglesia

Carlos Ocariz

El alcalde Carlos Ocariz hizo mención de la lápida durante la misa de acción de gracias por la restauración

La placa corresponde a la prima del mariscal Sucre y fue descubierta durante la restauración. La alcaldía prometió reubicar la pieza en un lugar más visible

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Se acabó el misterio. En el pueblo de Petare todos lo saben. La lápida que fue descubierta hace cuatro meses, durante los trabajos de restauración de la iglesia Dulce Nombre de Jesús, es asunto de dominio público. Propios y extraños comentan que la placa, ubica al pie del altar mayor, corresponde a Serafina del Pozo, prima segunda del Mariscal Antonio José de Sucre.

Con la entrega de la iglesia en acto público, el sábado 16 de marzo, este objeto pasó a ser el más antiguo de Petare. El jefe del proyecto de restauración, arquitecto Luis Guillermo Marcano, fue el encargado de cotejar en el Palacio Arzobispal de Caracas los datos de la influyente mujer.

Por vínculos directos, la dama también hace gala de un ostentoso linaje familiar. Se trata de la madre del párroco de la iglesia, José María Gedler y del Pozo, y de la máxima autoridad civil, Antonio José Gedler y del Pozo. Concibió, además, otros nueve hijos, informó el arquitecto encargado del proyecto:

“Nos es común que alguien sea enterrado al pie del altar de una iglesia. Por tanto, estamos ante una persona muy influyente. Cuando Antonio muere, cede su casa a su hermano sacerdote para convertirla en casa parroquial. Por lo tanto, eso justifica la presencia de Serafina en el templo de Petare”, dijo Luis Guillermo Marcano.

Después de un proceso de excavaciones y una investigación arqueológica, se determinó que en la iglesia Dulce Nombre de Jesús no reposan los restos de Serafina del Pozo y Sucre. “Durante los trabajos se encontró la lápida y una caja de concreto vacía. Presumimos que los restos que estuvieron en el templo fueron trasladados al cementerio de Petare”, afirmó el investigador y restaurador.

Cambios. Carlos Ocariz, alcalde del municipio Sucre, informó que la reliquia será reubicada en un lugar visible de la iglesia, para que quede constancia del anecdótico hallazgo. “Todavía no tenemos fecha definida, pero cuando se ejecuten los trabajos de restauración de la iglesia, del restante 10%, podría trasladarse la placa a otro punto más visible. Con este hecho, nos complace que el proyecto de la alcaldía y la Gobernación de Miranda haya contribuido a sumar otro elemento a nuestro patrimonio cultural”.

Como miles de devotos petareños, Florinda Fernández recibió la primera comunión parada justo en el sitio donde se halló la lápida. “Como parte de esta comunidad que quiero, me llama mucho la atención conocer ahora cómo se sigue removiendo la historia después de dos siglos. Es algo enigmático, que enriquece nuestro acervo cultural. No imaginé que mi primera comunión la recibiría sobre esa placa que está en un lugar tan privilegiado. Es evidente que esa señora tenía mucho poder”, dijo.

El dato

Giovanni José Subero es el nombre del obrero que sustituyó las piezas. El hombre señaló que no pudo dormir la noche cuando su mano tropezó con la placa de la difunta. Por eso prendió una vela para el descanso eterno de la prima del Mariscal Antonio José de Sucre.

Los Testimonios

Jusmeibyg Sojo, vecina de Petare

“Este descubrimiento es un reencuentro con nuestros antepasados y con la dinámica cultural de esta zona tan rica, como es el casco colonial de Petare. De esto me enteré mucho antes, hace cuatro meses, cuando la información se filtró en el pueblo. Todos quedaron atónitos y seducidos por la historia tan interesante de esa señora”.