• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Petare celebra entre contrastes

Francisco Rodríguez atiende el bazar “La Minita”, único sitio de Petare que ha vendido banderas ininterrumpidamente desde 1934 | Foto: Orlando Ugueto / Archivo El Nacional

Francisco Rodríguez atiende el bazar “La Minita”, único sitio de Petare que ha vendido banderas ininterrumpidamente desde 1934 | Foto: Orlando Ugueto / Archivo El Nacional

Francisco Rodríguez, cronista y heredero de La Minita, pintoresco local del casco central, resume la historia de una zona que se debate entre el pasado colonial y la presión urbanística

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Petare está de aniversario. Hoy, cuando se cumplen 392 años de su fundación, pocos puedan asociar ese nombre con el pasado colonial, aunque los habitantes caminan por calles empedradas, se asoman por los ventanales de coloridas fachadas y disfrutan con las risas de los niños que juegan pelotica de goma en la plaza Antonio José de Sucre.
Desde otra perspectiva destacan barrios densamente poblados, como el José Félix Ribas, y zonas residenciales, así como el hospital Ana Francisca Pérez de León y el equipo de fútbol Deportivo Petare. Todo eso y más constituyen la parroquia más grande de Venezuela, que abarca 25% de la superficie del municipio Sucre.
Francisco Rodríguez, de 74 años de edad, es dueño y heredero de La Minita, una peculiar bodega que tiene 86 años en la zona y que conserva intactos los rasgos de la Petare de anteayer. Del techo y las paredes de la quincalla cuelga todo lo que la imaginación pueda recrear: alpargatas, cauchos de bicicletas, moisés para niños, maracas, budares, navajas de afeitar, muñecas de trapo y un sinfín de artículos, todo en el mismo lugar.
“El origen del negocio se remonta a 1928, cuando mi papá empezó vendiendo cambures. Mis abuelos querían que él trabajara la agricultura, y como no quiso, alquiló este local y amplió la gama de productos. Luego se casó con mi madre, que provenía del barrio Carpintero, y así se formó esta familia. Los de la segunda generación asumimos el legado, que heredaremos a nuestros hijos”, dice el “cronista visual”, como se le conoce.

Cambios drásticos. Para Rodríguez, resulta incomprensible cómo el paso del tiempo desdibuja sus propios recuerdos. Por esa razón decidió conservar en pinturas las imágenes del casco colonial que conoció, cuando se crió con sus padres y 2 hermanos. En total son 58 paisajes conservados en un block, que muestra orgullo a cuantos quieran conocer la historia de la parroquia.
“En 1954, con la incorporación de la avenida Francisco de Miranda, destruyeron mi pueblo, pues se acabó con esa Petare de pinceladas patrimoniales. Desde ese momento imperó la anarquía y hubo intervenciones urbanísticas que acabaron con las lindas fachadas”, afirma, mientras señala en su dibujo las calles de El Llanito y el corredor principal de El Gran Muro, visiblemente cambiado.
Un joven que entra en la quincalla interrumpe el relato. “Entonces, hijo, cómo estás”, responde a Michelle Peña, como si se tratara de uno de sus nietos. “Francisco me conoce desde que nací y, además, era amigo de mis abuelos. En esta bodega transcurrió mi infancia y por eso paso a saludarlo cada vez que puedo, pues he vivido en la zona colonial de Petare toda mi vida”, contó Peña, que estudia Medicina en la Universidad Central de Venezuela.
Como regalo para Petare, la residente Julia Salazar pide más seguridad. “Si bien el entorno violento de José Félix Ribas no flagela el casco central, de alguna manera sí nos salpica. Por eso mi aspiración es no morirme sin ver la quietud del pueblo de antes”, dice la vecina, que vive desde hace más de 30 años en la zona.

Cifras
425.000 habitantes tiene la parroquia Petare del municipio Sucre
60% de las 80.000 emergencias que recibe anualmente el hospital Ana Francisca Pérez de León, están asociadas a causas violentas
333.216 votantes era el padrón electoral de la parroquia para los comicios regionales de 2012
30% de las adolescentes del barrio La Dolorita es madre, según un estudio de la UCAB