• Caracas (Venezuela)

Gran Caracas

Al instante

Parlamentos comunales dictarán  las normas de convivencia

La única comuna de Antímano que tiene Parlamento es Victoria Socialista / William Dumont

La única comuna de Antímano que tiene Parlamento es Victoria Socialista / William Dumont

La viceministra de Participación Comunal, Rosángela Orozco, garantizó que el tratamiento de la seguridad será preventivo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Victoria Socialista es la única comuna de la parroquia Antímano con Parlamento. Constituida el 18 de agosto de 2011 abarca una población de 3.585 habitantes, que residen entre la avenida principal de Carapita y el sector San Onofre Libertador. Reina Lira es una de esas vecinas. Como vocera de la comuna, Lira se enorgullece al afirmar que Victoria Socialista es la primera del Distrito Capital y la segunda de Venezuela reconocida por Fundacomunal.

El Parlamento fue constituido el 15 de septiembre de 2013, cuando los miembros de los 10 consejos comunales que la integran escogieron a los voceros. Desde entonces, los comuneros definieron las prioridades para 2014: reimpulsar 4 proyectos socioproductivos, restaurar 12 kilómetros de vías y diseñar un proyecto de prevención del delito que contribuya a reducir los altos índices de criminalidad en la zona.

“Queremos implementar un programa que apoye la reinserción de jóvenes que puedan andar en malos pasos. Antes teníamos una alcabala del Plan Patria Segura frente a la comuna, pero la eliminaron y creo que en La Yaguara sucedió lo mismo. Si hablamos de la Policía Nacional Bolivariana, cada día trabaja peor. Comenzaron con una ideología comunitaria, pero eso se acabó. Ahora llegan con violencia. De hecho, el consejo comunal de San Onofre Libertador quemó dos motos de ese cuerpo de seguridad en respuesta a un mal procedimiento”, dijo Lira.

De acuerdo con el artículo 21 de la Ley Orgánica de las Comunas, el Parlamento Comunal es la máxima instancia del autogobierno en la comuna; y sus decisiones se expresan mediante la aprobación de normativas para regular la vida social y comunitaria.

Eso no significa, señaló la viceministra de Participación Comunal, Rosángela Orozco, que las comunidades puedan ejercer atribuciones de defensa o protección de manera autónoma, amparadas en el Parlamento Comunal: “Jamás una comuna querrá atribuirse las responsabilidades que tienen los cuerpos de seguridad. Solamente podrán articular con ellos algunas medidas, si trabajan desde la prevención”.

Orozco informó que las autoridades acompañan la formación de los miembros de las 544 comunas de todo el país, entre otros asuntos, en la reducción de factores de riesgos psicosociales (como la violencia o la drogadicción) para fortalecer la seguridad ciudadana.

“Hay diferentes niveles de concepción sobre la seguridad. El Parlamento Comunal discutirá desde el punto de vista preventivo que las escuelas cumplan sus horarios, que se instalen aldeas universitarias, que haya escuelas de danza y de teatro o que se ofrezcan actividades deportivas para la comunidad”, indicó.

Puntos de encuentro

Orozco espera que,  independientemente de la posición política de los alcaldes y concejales electos, todos trabajen en la construcción de normas de convivencia y a favor del desarrollo colectivo: “Hay que sumar voluntades, esfuerzos y trabajos. Aunque nos diferenciemos en algunos puntos, tendremos otros donde encontrarnos”.

Desestimó que ocurra un conflicto de poderes entre las atribuciones de la comuna y las del municipio. Por el contrario, cree que la información que maneja la comuna podrá contribuir al desarrollo de las políticas públicas de alcaldes y gobernadores.

“El municipio abarca políticas macro y las comunas pueden servir de apoyo. Tenemos que pensar en planificar trabajos cooperativos donde nos encontremos unos y otros. Los ediles serán bienvenidos al trabajo con el Poder Popular. No siento que ninguna instancia esté por encima de otra”, agregó.

Otros comuneros lo ven de forma distinta. Rolando Rojas, promotor de Fundacomunal en las comunas José Félix Ribas, Juana Ramírez La Avanzadora y 17 Voces de Ezequiel Zamora cree que llegará el momento en que la comuna tomará todo el poder: “Luego de 14 años en este proceso no pueden considerarnos ciudadanos comunes y corrientes. Como habitantes de las comunidades estamos involucrados en las políticas públicas. Es cierto que un arquitecto ha estudiado y se ha preparado para ejercer su carrera, pero un maestro de obra también lo está. El comandante Chávez habló del Poder Popular y visionó que alguna vez el pueblo se empoderaría de todo. En Antímano creemos que haremos el cambio". 

La viceministra Orozco no ha precisado el número de comunas que cuentan con su propio Parlamento y aseguró que la instalación de esa instancia será la prioridad de su cartera este año.

“Hay comunas en Lara y en Falcón que tienen esos procesos bastante adelantados y para nosotros es de vital importancia acompañarlos y fortalecerlos. Queremos que se instale el Parlamento para poder construir las instancias de autogobierno. La prioridad del ministerio es trabajar en el desarrollo de las comunidades”, subrayó.

Legitimidad en discusión

El abogado municipalista José Gregorio Delgado cree que hasta ahora las comunas no han pasado de ser un espacio en el que se discuten proyectos y propuestas, siempre condicionadas a la aprobación de un presupuesto. Asegura que las atribuciones del Parlamento Comunal no son equivalentes ni podrán sustituir las funciones de un Concejo Municipal: “El ámbito de una comuna no puede abarcar toda la parroquia. Eso es democráticamente imposible. Todavía no se ha dado esta discusión, pero en algún momento el TSJ tendrá que dilucidar el conflicto entre el Poder Municipal y el Poder Popular”. 

Para el abogado Armando Rodríguez, especialista en materia urbanística, la discusión es estéril, pues el problema estaría planteado sobre una falsa premisa: “En estos últimos 15 años tenemos la tendencia a creer que el Derecho es lo que afirma un líder, pero eso no es así. Los motorizados manejan sobre las aceras, pero eso sigue siendo ilegal. Es decir, la  práctica contraria a la ley nunca podrá ser Derecho. Ni el Parlamento Comunal, ni las comunas, ni los consejos comunales, ni cualquier instancia del Poder Popular puede considerarse contrapuesta a lo establecido en la Constitución”, enfatizó el jurista, para quien la única manera de validar un Estado comunal sería a través de una reforma de la carta magna.